Archivo de la etiqueta: Robert Gesink

Rabobank: el año de los Tercios de Flandes

Cuatro son ya los españoles que con galones correrán en el equipo neerlandés, ya casi patrimonio nacional del país del tulipán. La llegada de dos talentos como Luis León Sánchez y Carlos Barredo, se suma a la representación que ya tenía España en el equipo comandado por Erik Breukink con Óscar Freire y Juanma Gárate. En un equipo tan de su país, quizás el que más en esto del ciclismo, como es Rabobank, siempre apoyado en la cantera local, no deja de ser una gran noticia y premio que cuatro ciclistas de aquí vayan, además con galones, a competir para el equipo naranja.

Muchos serán los retos que tendrá que afrontar Rabobank en 2011. Suplir la baja de Denis Menchov y rendir en las clásicas del norte no será tarea fácil para un equipo que, en cualquier caso, se ha reforzado muy bien durante este invierno con las altas de los dos españoles, Matti Breschel y del Campeón del Mundo sub23, Michael Matthews.

Luis León Sánchez

Piezas clave

Muchos serán los corredores que tengan responsabilidad a lo largo del año en Rabobank. Robert Gesink en las clásicas de cotas y grandes vueltas tendrá ante sí un año clave tras haber conseguido una meritoria 6ª plaza en la general del Tour, y haber conseguido victorias de calidad en clásicas como el Giro dell´Emilia y el GP Québec. Bien es cierto que el final de temporada se le trabó con la muerte de su padre y que en la semana de clásicas de cotas no estuvo al nivel esperado, pero dejó bien claro que puede ser candidato a todo tipo de clásicas y vueltas por etapas consiguiendo entrar en el top10 del Tour del Meditarráneo, Tirreno-Adriatico, Itzulia, Tour de Suiza y Tour de Francia.

Óscar Freire en la búsqueda de su 4ª Classicissima y 4º Mundial también será, por noveno año consecutivo, una pieza importantísima para los neerlandeses. Boom y Breschel en las piedras también tendrán cosas que decir. Luisle, con su polivalencia, será otro de los hombres que tenga que dar a Rabobank las victorias de más renombre en el calendario internacional.

La posible explosión de… Bauke Mollema.

Lleva varios años demostrando que tiene condiciones, pero nunca termina de constatar en la carretera lo que se le presupone. Tras un 2007 donde demostró en muchas carreras su categoría con el Rabobank CT, en 2008 hizo lo mismo en su primer año como Pro estando muy delante en Castilla y León y el Tour de Alemania. El pasado año, con muchos problemas de salud, estuvo por debajo de lo esperado, pero en esta temporada ha vuelto a dejar claro que tiene calidad suficiente para optar a muchas y buenas victorias. Sus actuaciones en Giro, Suiza, Andalucía o Polonia (donde ganó una etapa) dan luz a la carrera de Mollema tras un 2009 complicadísimo que paró su progresión.

Rabobank de todos modos en lugar común de jóvenes promesas, así que habrá que estar al tanto de las evoluciones de Kruijswijk, Langeveld y sobre todo Boom -este año ya sí que sí tiene que demostrar algo más que ser capaz de rendir en prólogos y en carreras “menores”-, y al año de adaptación de Vermeltfoort o el mismo Matthews.

¿Hasta dónde puede llegar Rabobank?

Con un plantel con tan buenos y diferentes corredores, Rabobank puede llegar a firmar una temporada mejor aún que la pasada. La baja de Menchov es muy sensible, pero puede ser compensada con una buena actuación de Gesink en Tour o Vuelta. En las clásicas de piedras incorporan a Breschel, que demostró ser un claro outsider a la victoria en estas clásicas. La polivalencia de Luisle como cazaetapas, clasicómano de cotas (¿le meterá en las piedras Breukink?) o como croner también podría ofrecer mucho a Rabobank, así como la incorporación de Bos y Barredo para los sprints y como cazaetapas respectivamente.

Salvando la perdida de potencial en GT con la salida de Menchov, la temporada de Rabobank con un Freire sano y en condiciones podría ser mejor que 2010. Suman en las clásicas del norte, polivalencia para poder optar a otra serie de triunfos y sus jóvenes líderes locales (Gesink y Boom) son un año más expertos.

Rabobank: El último año de Menchov

No ha sido un mal año para uno de los equipos clásicos del pelotón internacional, pero, como es también clásico, alternan grandes momentos con actuaciones decepcionantes. Han sido finalmente 21 victorias, cinco menos que en 2009, y un tercio han sido conseguidas por Óscar Freire. La cifra de victorias no ha notado especialmente la baja más importante de los holandeses para esta temporada: Juan Antonio Flecha. El catalán, sin embargo, dejó al equipo sin referente y sin resultados en las piedras.

La Milán-San Remo y el Tour de Francia han sido los dos grandes éxitos del equipo de Breukink. La Primavera 2010 es ya una de las mejores victorias de la carrera de Óscar Freire, con ese sprint magistral que empezó a la estela de los Liquigas y en el que, en cuanto arrancó, no tuvo rival. Fue la tercera victoria de Freire en San Remo, las tres con la casa holandesa; no han ganado ningún otro monumento en ese periodo de tiempo. Además, tras fallar en Geelong, el cántabro sumó en octubre la París-Tours que tanto tiempo llevaba buscando. Allí ganó la última gran carrera para velocistas que no tenía en su palmarés.

Oscar Freire Milan Sanremo

En el Tour, la noticia fue la notable actuación de Denis Menchov, tercero final  (segundo si hay sanción a Contador) en el podio de París. No consiguieron ninguna victoria de etapa, en gran medida por el pobre rendimiento de Freire en la ronda francesa. En cambio, Robert Gesink también terminó en el top10 (sexto), dato importante en la medida en que el desgarbado escalador de Varsseveld es el presente y futuro de Rabobank en las grandes vueltas.

Lo es, entre otras cosas, porque Denis Menchov se va del equipo, tras seis temporadas. El navarruso se despidió del equipo con una Vuelta muy decepcionante (41º en la general final) que deja un sabor de boca agrio al ciclista más importante -ex aequo con Freire- en la historia reciente de la formación. No hubo ni victorias de etapa ni brillo ni en Vuelta ni Giro, aunque en la corsa rosa Ardila (se va con Menchov al Geox) y Mollema, otro de los que debe ser importante a partir de ya, terminaron en el top15.


Una de las señas de identidad más recientes del grupo deportivo Rabobank ha sido el trabajo de cantera en Holanda. Lars Boom, el gran abanderado de esta cantera junto a Gesink, ha sufrido un año difícil, con debut anónimo en el Tour, como marca el guión, paso discreto por la temporada de clásicas y victorias en el prólogo de la París-Niza y en el GP Jef Scherens a final de temporada. 2011 puede ser la temporada que condicione decisivamente lo que será la carrera ciclista de Boom.

El descubrimiento de la temporada es el alemán Paul Martens. El ciclista alemán se ha dado a conocer en los últimos meses del año, después de rozar el top10 en Amstel Gold Race y Lieja-Bastoña-Lieja: victoria en el GP de Valonia y mucho protagonismo en la última vuelta del Mundial. Es un ciclista con mucha punta de velocidad y con capacidad sobrada para pasar las cotas y deberá compartir galones con Gesink en la primavera de 2011, a falta de ver cómo se integran a la estructura las nuevas incorporaciones.

La victoria del propio Gesink en Emilia -por segundo año consecutivo- y en la etapa reina de la Vuelta a Suiza (5º final), las dos etapas en Andalucía y en el País Vasco (descalificación de Valverde mediante), o las tres victorias en la Vuelta a Austria con tres corredores distintos (Nuyens, Posthuma, Brown) son otros de los momentos destacados de la temporada del equipo holandés, que el año que viene sumará piezas tan importantes como Luis León Sánchez, Carlos Barredo o Matti Breschel.

David Vilares

Gesink vence y convence

Como ya dejaba entrever la información previa a la carrera, el GP de Monreal iba a ser algo más duro que el GP de Québec, y a la postre la victoria se decidió en una de las ascensiones que durante las dieciséis vueltas salpicaban el circuito.

Las primeras vueltas las comandaron fugados Madrazo, Izaguirre, Tjallingii, Bernard, Balloni y Seeldrayers, quienes fueron en todo momento controlados por el pelotón. Cuando se acercaban las últimas vueltas se produjo el primer intento con opciones reales al escaparse Tiago Machado y Chris Horner junto a Chris Anker Sorensen, Daniel Oss y Franceso Gavazzi. Gracias al trabajo de Garmin y Rabobank la fuga fue neutralizada a falta de una vuelta para el final, y pese a un par de intentos de un muy voluntarioso Ryder Hejsedal, quien consiguió abrir un hueco a falta de 10km que sería imposible de recuperar fue Robert Gesink . Tras él se juntó un grupo en el que Boasson Hagen, Sagan, Samuel Sánchez, Zubeldia, Santambrogio, Monfort y Hesjedal, que pese a su buen entendiemiento no pudieron atrapar al holandés en el quebrado terreno que quedaba hasta meta.

La diferencia se mantuvo entre los diez y los veinte segundos, y aunque en algún momento pudo peligrar la victoria, la constancia de Gesink en los últimos kilómetros le dio la victoria en la primera edición de esta prueba. Por detrás suyo entraron Sagan y Hesjedal, quienes ganaron el sprint del grupo perseguidor.

foto: © James Startt – cyclingnews.com

De este modo Gesink consigue una victoria de prestigio y presenta su candidatura a las semiclásicas otoñales italianas y al Giro de Lombardía, al igual que Samuel Sánchez y Peter Sagan, mientras que Edvald Boasson Hagen ha demostrado, que si no se le atraganta el kilometraje, puede ser un ciclista muy a tener en cuenta de cara al Mundial de Melbourne. Cita a la que, por cierto, no acudirá Gesink como parte del equipo nacional neerlandés.

El circuito, como ya ocurrió el viernes, recogió una notable presencia de público y la organización volvió a ser buena, por lo que el fin de semana se lleva una buena nota global. De este modo, la UCI puede darse por satisfecha, y además ha conseguido crear una nueva vía de preparación de cara al Mundial que no obligue a los ciclistas a tener que correr la Vuelta a España.

Xavier Andrés

Jóvenes en el Tour de Francia 2010

Andy Schleck (Team Saxo Bank)

La historia del menor de los Schleck, que se encuentra en su último año entre los “jóvenes”, es como la de aquel chaval que se ha cansado pronto de jugar en el patio de los pequeños, y se mete en el de los mayores. Es por eso que los dos años anteriores ha conseguido, sin mucha dificultad (en 2008 Kreuziger sí que le puso en algún apuro), el premio al mejor corredor joven de la carrera.

A ello también optará, “porque pasaba por allí”, este año, ya que su objetivo principal es subir un escalón más en el podium y poder desbancar a Alberto Contador del primer puesto que otorga el maillot amarillo. Por ello es el máximo aspirante a llevar el blanco. Si lo hiciera lo conseguiría por tercera vez consecutiva, hecho que tan sólo ha logrado Jan Ullrich entre los años 1996 y 1998.

Roman Kreuziger (Liquigas)

El checho, junto con el menor de los Schleck, tratarán de alcanzar cotas más altas que el honor de llevarse el maillot blanco al mejor corredor joven del Tour. Atribución que, todo sea dicho, no es nada baladí pues en la historia del ciclismo han sido muchos los grandes corredores quienes, desde su primer año de impronta, en 1975, han conseguido llegar a los Campos Elíseos con la prenda blanca. Francesco Moser, Laurent Fignon, Greg Lemond, Marco Pantani o Jan Ullrich han sido varios de ellos.

Mr. 500 Watios optará por tanto y por defecto a llevarse el maillot blanco que le identifique como el mejor corredor joven del Tour 2010, contando, eso sí, con Andy Schleck como rival indiscutible y casi infranqueable en este aspecto.

El segundo de abordo de la Liquigas, que tiene en Ivan Basso, reciente ganador del Giro d´Italia, a su líder natural, tiene ante sí el mayor reto que habrá podido afrontar hasta la fecha… y ese es demostrar que el Tour es una carrera que encaja con sus cualidades y que, por ende, puede afrontar como objetivo primordial año tras año. Llega menos quemado que el año anterior, donde en Suiza demostró más nivel aparantemente que en este 2010 y donde corriera y se desgastara en mayor medida.

Roman Kreuziger

Kevin Seeldrayers (Quick Step)

El corredor flamenco es un rara avis dentro del conjunto Quick Step y del ciclismo belga, que ya hace tiempo que buscan un corredor que pudiese ser importante de cara a las clasificaciones finales de las grandes vueltas. Y acabado el año pasado parecía que lo habían encontrado tras un excepcional Giro d’Italia en el que consiguió un meritorio Top10 además de la maglia bianca.

Sus cualidades son bien conocidas. Un pequeño corredor muy fino con gran capacidad para la alta montaña que año a año ha ido mejorando sus prestaciones, aunque cuando parecía que éste iba a ser el de su explosión definitiva y su consolidación en la élite, durante este invierno padeció unos problemas cardíacos que hicieron pensar incluso en una retirada prematura, aunque afortunadamente las consecuencias no fueron más allá de llegar en mala forma a París-Niza y no disputar el Giro y defender la clasificación al mejor joven conseguida en 2009. Pero todo aquello ya pasó, ya es pasado.

Durante el Critérium du Dauphiné dejó algunos flashes, en especial durante la primera etapa, cuando en una cota a poco menos de 10km se destapó con un fuerte ataque al que únicamente algunos de los más fuertes como el a la postre vencedor Janez Brajkovic pudo seguir, pero que acabó sucumbiendo ante el empuje del pelotón. Hasta el momento su temporada se puede resumir así.

No obstante llega al Tour fresco, afinando la forma, y a buen seguro llegará francamente bien para optar a darle un salto de calidad a su palmarés, bien con el maillot blanco, bien con algún triunfo de etapa, para ambos objetivos está perfectamente capacitado.

Tony Martin (Team Columbia – HTC)

El corredor de Bradenburgo devuelve la esperanza al ciclismo alemán tras un periodo algo oscuro y, sobretodo, ensombrecido por los medios más centrados en el dopaje que en el deporte.

Martin es un mágnifico contrarelojista de escuela clásica, rodador pesado y potente, diríamos que casi típico del ciclismo alemán. Cuando su figura se estiliza, se afina, es capaz de ser un escalador solvente aunque le falta dar un empujón final en la modalidad. Su otro gran ‘pero’ – que él mismo reconoce – es su falta de resistencia. Las tercera semana de una Gran Vuelta se le hace eterna, quizás también por culpa de sus tareas como gregario, especialmente el desgaste que puede provocar participar – y ser pieza esencial – del tren de Cavendish.

Este año el alemán llega al Tour con un objetivo claro: Ayudar a los líderes de equipo, pero también muestra especial ambición personal por la malla blanca. Quizás algo cauto, por ahora, sólo habla de enfundarse-la y ser el portador de esta durante algunos días pero si ocurriese quizás se crezca y luche por algo más que lo ya conseguido el pasado año.

La preparación de este año del alemán estaba basada en una serie de pequeños objetivos en las que, desgraciadamente, no ha salido bien parado. Martin apenas se mostró durante la París – Niza, su primer objetivo de la temporada y, en su preparación cara el Tour, en la ronda helvetica sólo fue capaz de brillar – aunque de que manera! – en las cronos.

Aún sin ser el principal favorito si no sé le atraganta la montaña tiene sus opciones de ser el mejor joven de la ronda gala en 2010.

Jakob Fulgsang (Saxo Bank)

El corredor danés afronta su primer Tour con la premisa bien clara de ser el hombre de mayor apoyo de los hermanos Schleck en las etapas de alta montaña. Se podría definir a este ciclista como un escalador que se defiende bien en la lucha contra el crono. Ya debutó en una prueba de 3 semanas en la Vuelta a España del pasado año. En las primeras etapas perdió tiempo por lo que su intención de luchar por la general debería esperar a otra ocasión, pero no se desanimó y lucho por triunfos de etapa, y vaya si lo hizo. Hasta en 3 etapas acabó entre los 3 primeros de la jornada lo que habla muy bien del espíritu combativo de este corredor.

Esta temporada ha sido ligera en lo que se refiere a competición para que llegase en buenas condiciones al Tour. Sus únicos resultados importantes en lo que va de temporada han sido hace pocas fechas en la Vuelta a Suiza, probablemente la carrera que le haya catapultado a estar en el competitivo 9 del equipo de Riis. 3º en la general, solo por detrás de 2 pesos pesados (obviamente refiriéndonos a calidad como ciclistas) como son Frank Schleck y Lance Armstrong.

Como ya se ha comentado antes a nivel individual es muy complicado que destaque en la carrera que empieza en pocos días. Podría ser un serio candidato a luchar por el maillot de mejor joven, pero en su equipo luchan por el gran objetivo del amarillo en Paris. En próximas temporadas en otro equipo, o el mismo si los hermanos Schleck deciden dejar la escuadra danesa en el futuro, podría ser un serio aspirante a luchar por un puesto de honor en la clasificación general de cualquier carrera de 3 semanas. Día tras día parece estar mejorando en una especialidad tan decisiva como la contrarreloj y eso hace tenerlo como una referencia para los próximos años en el mundo de las dos ruedas.

Rafael Valls (Footon – Servetto)

A sus 23 años recién cumplidos, el ciclista alicantino disputará su primera grande en este Tour de Francia. Tras disputar el año pasado su primera temporada como rofesional con Burgos Monumental, este año fichó por Footon, escuadra en la que ya militó a prueba hace dos temporadas en diversas pruebas como el Challenge de Mallorca, GP de Portugal o el Circuito Montañes.

Tras un gran inicio de temporada, con victoria incluida en una etapa del Tour de San Luís donde llegó a vestir el maillot de líder y acabó en 3ª posición final solo superado por Nibali y Serpa, siguieron sus buenas actuaciones en los Challenge de Mallorca (2º en Calvia y 9º en Deia) llego el Tour de Langkawi donde una caída le dejó varios meses de baja por una fisura en la rotula. Volvió a competir en la Vuelta al País Vasco, Amstel Gold Race, estando en la escapada del día, o Tour de Romadía, donde volvió a golpearse en la rodilla y tuvo que abandonar por las molestias físicas que seguía arrastrando. Volvió en Junio para disputar el Tour de Suiza donde estuvo con los favoritos en gran parte de las etapas decisiva viéndolo incluso demarrar en alguna de ellas, demostrando que la lesión parece estar superada, concluyendo en una meritoria 23ª posición final.

Rafa Valls es una de las apuestas del ciclismo español a medio plazo. El ciclista de Concentaina es un corredor que se deja ver cuando la carretera se empina. Un escalador de los que habitualmente ha habido en España y que hace tiempo que no veíamos. Veremos cual es su progresión. Si luchará por una buena general o por brillar en alguna etapa de montaña.

Rein Taaramäe (Cofidis)

El espigado ciclista estonio de Cofidis comenzará en Rotterdam su primer Tour de Francia con 23 años de edad. Taaramäe es un ciclista extremadamente combativo – a veces incluso demasiado – que se defiende bien contra el crono y decentemente en la montaña. Con una temporada en blanco en cuanto a victorias se refiere, el estonio, sin embargo, ha logrado buenos puestos generales: 8º en París – Niza (segundo mejor joven tras Kreuziguer) , 3º en Catalunya y 9º en la reciente Route du Sud.

Aunque sus objetivos en el Tour estén más encarados a dejarse ver en las fugas y lograr alguna victoria de etapa, como todos sus compañeros de equipo, Taaramäe tiene condiciones para aparecer entre los primeros puestos en la lucha por el maillot blanco, e incluso, si la suerte le sonríe podría llegar a enfundárselo. Más que eso será complicado ya que, hasta el momento, no se le ha visto superar la montaña como a sus rivales por el blanco – Andy, Gesink, Kreuziger – y, aunque se les acercará más que normalmente no hay suficiente contrarreloj para que lograse recuperar el tiempo perdido.

En resumen, por su calidad se verá al estonio en la clasificación por la malla blanca y dependerá cuanto se desgaste buscando etapas el tiempo que aparezca en ella pero difícilmente llegará a encabezar-la.

Robert Gesink (Rabobank)

Tras un Tour 2009 para olvidar cuando en la primera semana una caída le apartó de la carrera inesperadamente, vuelve con intención de dar guerra en la ronda francesa. Su objetivo es el de conseguir una buena clasificación general y conseguir el maillot blanco al mejor joven, que de no ser porque Andy Schleck aún entra en el rango de corredores que optan al galardón estaría al alcance de su mano.

Su descripción como ciclista es la de un corredor nacido para la alta montaña, donde los cambios de ritmos prolongados son su mejor arma. No obstante en estos momentos aún le falta subir un par de escalones en su progrsión para poder ser un claro candidato para llevarse triunfos de este modo. No le falta explosividad en las subidas, pero su mayor problema es, como demostró en el pasado Tour de Suiza su rendimiento en la crono, que puede hacerle perder mucho tiempo. Además estar dentro del equipo Rabobank, condenado a sufrir mil y una desventuras allí donde corra es un handicap, especialmente en la etapa de pavés con final a las puertas de la Troueé d’Aremberg.

Esta temporada su rendimiento ha sido algo irregular, con resultados notorios en vueltas por etapas (5º en Tirreno-Adriático, 8º en la Vuelta al País Vasco y 5º en el Tour de Suiza) y discretos en las clásicas ardenesas. Sólo una victoria en la sexta etapa en Suiza.

Otros jóvenes a tener en cuenta

También habrá que tener un ojo puesto en la participación del “descarado” Fabio Felline (1990), el corredor más jvoen de todo el Tour, que cuenta ya con varias victorias en este 2010, en el Circuit de Lorraine todas ellas, donde también ganara un parcial Pierre Rolland (1986), otra de las esperanzas galas. Otros franceses a tener en cuenta serán Anthony Roux (1987) -recordad su impresionante victoria en la Vuelta 2009- o Julien El Fares (1985), corredores muy competitivos y combativos que buscarán meterse en fugas apostando por victorias parciales. La velocidad de JJ Rojas (1985), EBH (1987) o Grega Bole (1985), tres corredores con un perfil que ronda el de passista veloce, o la de Gerald Ciolek (1986), también tendrá su momento en este Tour, así como las posibles prestaciones que puedan dar Rui Costa (1986) o Lars Boom (1985).

Campeonato Nacional de Holanda

-La prueba-

El nacional neerlandés de ciclismo en ruta es una de las grandes citas de un país con una afición a este deporte tan pasional como pura, y que disfrutará en este 2010 de la edición número 117. Se disputará en la provincia que también recoge parte de la carrera más importante del país, la Amstel Gold Race. En la provincia de Limburgo tendrá lugar la prueba, donde los berg (cotas) serán parte fundamental del recorrido que tendrán que afrontar los 90 ciclistas inscritos el próximo domingo. La crono, por cierto, es mañana miércoles 23 de junio.

Ambas pruebas estarán seguramente sometidas, otra vez, por el conjunto más conocido del país, el Rabobank, que lleva 9 de las últimas 13 victorias en ruta. En crono las últimas 8 victorias en el nacional contra el reloj también han sido para ellos.

-Historia-

El campeonato nacional de ciclismo en ruta de los Países Bajos lleva disputándose desde 1888 y cumple este año, como os hemos comentado antes, su edición número 117. En su primera edición el vencedor fue H. W. Van Raden. Dos décadas más tarde, en 1915, Jorinus van der Wiel conseguiría el primero de sus cinco títulos (además de otros 3 podiums), que consiguiera entre ese año y 1925. Estas victorias le dejan como el corredor que más veces ha ganado el Campeonato Nacional holandés en ruta.Tras éstos, con 3 triunfos, se encuentran los también ganadores de la Amstel Gold Race, Jan Raas y Michael Boogerd.

Muchos grandes campeones holandeses han conseguido refrendar su posición en el campeonato nacional de su país; Hennie Kuiper, Joop Zoetemelk, Adrie van der Poel o Erik Breukink han sido varios de ellos, además de los ya nombrados Jan Raas y Michael Boogerd.

-Recorrido-

El recorrido, que tendrá un total de 206 kilómetros, se asienta en un circuito de 14,7 kilómetros que los ciclistas tendrán que pasar 14 veces. Éste termina en un repecho de unos 500 metros (el perfil no tiene altimetría, así que es complicado aseverar la dureza de éste berg final, llamado Adsteeg y del recorrido en general -con la otra cota destacada, llamada Maasberg-).

Campeonato nacional holanda ciclismo

-Favoritos-

> Ruta

Complicada papeleta para todo aquel que no corra en el Rabobank, que partirá de salida con 18 corredores del equipo Pro-Tour. Vacansoleil y Skil-Shimano, con 9 corredores cada uno,  serán las otras fuerzas que puedan condicionar la carrera en un momento dado. Así, el panorama de favoritos queda:

  • Koos Moerenhout (Rabobank): el presente portador del maillot de campeón holandés tendrá ante sí la posibilidad de revalidar título y alcanzar a Raas y Boogerd como triple vencedor del nacional.
  • Robert Gesink (Rabobank): se ha mostrado muy fuerte en el Tour de Suiza, donde perdió el liderato en la crono final, por lo que contarlo como favorito viendo su estado de forma de cara al Tour de Francia no es una locura. Es de los que debe llegar sólo para ganar, así que, es una clara opción de Rabobank para decantar la carrera lanzándolo por delante en algún berg y dejando que otros hagan el trabajo.
  • Lars Boom (Rabobank): De Lange van Vlijmen ya ha sido vencedor en una ocasión, en 2008, año en el que también se llevó la prueba contra el crono cuando aún era parte del equipo continental de Rabobank. Irá al Tour y, ¿Qué mejor manera de hacerlo que vestido de campeón neerlandés?
  • Karsten Kroon (BMC): de los pocos capacitados para poder hacer que Rabobank sucumba. Lleva una temporada bastante aciaga, donde su mejor resultado es un top10 en la carrera de casa, la AGR.
  • Johnny Hoogerland (Vacansoleil): el HIDOLO de C&H saldrá con intenciones de victoria o de espectáculo, de eso no cabe duda. Esperanzados nos encontramos de que al final lo segundo revierta en lo primero y el bueno de Johnny se lleve el campeonato nacional holandés en ruta. Se lo merece.

Otros corredores a tener en cuenta serán Martijn Maaskant y el prometedor Michel Kreder (Garmin – Transitions), Niki Terpstra (Milram), Bobbie Traksel (Vacansoleil) o Bauke Mollema (Rabobank).

La apuesta de Cobbles & Hills: Lars Boom (Rabobank).

> Crono

  • Joost Poosthuma (Rabobank): tres veces podium, no querrá seguir dejando pasar la posibilidad de ser campeón nacional contra el crono.
  • Koos Moerenhout (Rabobank): sin el actual campeón, Stef Clement, baja por unos dolores de espalda que también le alejarán del Tour, Moerenhout quiere convertirse en uno de los pocos ciclistas con sendos títulos en ruta y crono (sólo Breukink, Dekker y Boom tienen tal honor).
  • Lars Boom (Rabobank): otro que busca reeditar título tras el conseguido en 2008.

Ojo también a las performance de otros Rabobank como Flens o Stamsnijder.

La apuesta de Cobbles & Hills: Lars Boom (Rabobank).

Gesink, una exhibición que vale el liderato

Tras dos jornadas de transición donde vivimos la brutal caída en el sprint de Wettingen que acabó con la victoria de Petacchi y la culminación de la escapada de Frutigen donde Marcus Burghart rompió la hegemonía del pelotón llegaba el turno para la montaña, la etapa reina de este Tour de Suiza, de 213,3 kilómetros, donde los ciclistas tenía que ascender tres colosos situados a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar y un desnivel positivo de 4.000 metros.

Con este menú, los escaladores tenían ante sí la oportunidad de abrir hueco en la única etapa apta para crear grandes diferencias. Fue la joya holandesa Robert Gesink quien más provecho generó, cuando después de saltar a un ataque de Andy Schleck, se fue a ritmo hasta coronar y encarrilar un descenso hasta entrar victorioso en la meta de La Punt, obteniendo 42 segundos de ventaja sobre un grupo encabezado por Rigoberto Urán y Joaquim Rodríguez, pero donde no se encontraban ninguno de los tres primeros de la general.

Gesink Suiza

Robert Gesink, celebrando la victoria

La etapa comenzaba con el abandono de un Mark Cavendish que finalizaba el Tour de Suiza sin victoria alguna y rodeado de una polémica totalmente merecida.

Para los supervivientes, el comienzo era terrorífico. De salida y encadenados les esperaban el Sustenpass de categoría especial y el Oberalppass de 1ª categoría, cuya cima se situaba, respectivamente, en el kilómetro 28,5 y 67,7.

Una escapada formada en el inicio de la etapa compuesta por Juanma Garate (Rabobank), Philip Deignan (Cervélo), Juanjo Oroz y Amets Txurruka (Euskaltel-Euskadi), Pablo Lastras (Caisse d¡Epargne), Edouard Vorganov (Team Katusha), Alessandro Vanotti (Liquigas), Brice Feillu, Marco Marcato y Wouter Poels (Vacansoleil), Jérémy Roy (Frrançaise des Jeux) y Mathias Frank (BMC) fue la gran animadora de la etapa, llegando a alcanzar una ventaja de 7 minutos sobre un pelotón donde los hombres del líder junto al Saxo Bank eran los encargados de marcar el ritmo.

Tras superar los dos puertos de salida, los escapados afrontaban un largo descenso en busca del repecho de Fims, donde, tras un nuevo descenso se situarían a 60 kilómetros de la cima del Albulapass de categoría especial, último puerto de la jornada. Esos 60 kilómetros eran de continuo ascenso hasta llegar a la cima situada a más de 2.300 metros. En cabeza, los continuos ataques marcaban el devenir de la ascensión, mientras que por detrás, los hombres del Saxo Bank avivaban el ritmo junto a Maxime Monfort y Michael Albasini, los hombres del Columbia que acompañaban a Tony Martin.

Pero en plena ascensión ocurrió la anécdota de la jornada, un paso a nivel bajó sus barreras reteniendo al pelotón casi un minuto, aprovechando los escapados para distanciarse y ver como sus posibilidades de éxito crecían considerablemente.

Por delante, un incansable Brice Feillu se marchaba en solitario en busca de la gesta, con 3 minutos de ventaja cuando restaban 25 kilómetros a meta y 11 de ascensión. Pero no lo iba a tener fácil, Andy Schleck lanzaba un ataque al que respondían Matteo Carrara y Robert Gesink marchándose por delante, mientras que el líder empezaba a ceder terreno.

Las rampas no paraban de sucederse haciendo mella en un Feillu que era alcanzado y superado por Juanma Gárate y Amets Txurruka que se convertían en cabeza de carrera, pero por detrás, tras un reagrupamiento del grupo de favoritos donde estaban Andy Schleck, Gesink, Kreuziger, Fuglsang, Carrara, Devolder, Armstrong, Leipheimer, Urán, Frank Schleck, Joaquim Rodríguez, Zaugg y Morabito, el pequeño de los Schleck lanzaba un duro ataque al que de nuevo respondió Gesink, que tras contactar con el luxemburgués y recuperar, se marchaba hacía delante con un cambio de ritmo sin moverse de la bicicleta.

La situación de carrera cambiaba y por detrás era el otro Schleck quien intentaba marcharse en busca de un Gesink que comenzaba a tener un importante hueco sobre el grupo de favoritos. En la cima y a falta de algo menos de 10 kilómetros para la meta, el holandés aventajaba en un minuto a Kreuziger, Zaugg, Carrara, Armstrong, Urán, Joaquim Rodríguez, Frank Schleck y Morabito, mientras que el líder pasaba a más de dos minutos y medio.

Tan sólo faltaba el descenso, donde sin excesivas complicaciones el corredor del Rabobank llegaba a la línea de meta con 42 segundos de ventaja sobre el primer grupo, valiéndole para convertirse en el nuevo líder con 29 segundos sobre Rigoberto Urán, 36 sobre Steve Morabito o 38 sobre Fränk Schleck, mientras que Lance Armstrong se situaba séptimo de la general a 55 segundos cuando aún resta la CRI de 26,9 kilómetros, a priori la juez de la carrera.

Para mañana esperan 204 kilómetros entre Savognin – Wetzikon con un perfil sinuoso pero sin grandes complicaciones, donde el momento clave será el puerto de Bettswil de 3ª categoría situado a 13 kilómetros de meta.

Miguel Hermosilla

Previa: Tour de Suisse

-La prueba-

La que para muchos es la cuarta mejor vuelta por etapas del calendario internacional detrás de las tres grandes vuelve con más fuerza en este 2010. A la mejora en cuanto a la nómina de corredores que tomarán la salida en Lugano hay que añadir una mejora en la programación del recorrido, con un ápice más de dureza después de que la edición de 2009 fuera considerada como “light”.

En plena rivalidad con la Dauphiné por albergar a los mejores ciclistas en su camino de preparación para la disputa del Tour de Francia, el Tour de Suiza se adelanta a la ronda gala y sigue ganando adeptos como prueba para citada preparación. Armstrong, los Schleck, Gesink, Kreuziguer y una gran nómina de sprinters encabezados por Cavendish, Boonen y Freire que se batirán durante nueve etapas en las tierras del país del chocolate.

-Historia-

Hasta la fecha se han disputado 79 ediciones de la Vuelta a Suiza desde sus inicios en 1933 donde después de cinco etapas en línea el austriaco Max Bulla se convirtió en el primer vencedor de la prueba.

Tradicionalmente dominada por corredores suizos e italianos, son muchos los grandes corredores que inscribieron su nombre en el palmarés de la ronda, tales como Gino Bartali en la década de los cuarenta, Pasqueale Fornara quien ostenta en récord de victorias con cuatro entorchados durante la década de los cincuenta, Eddy Merckx o Sean Kelly.

Más contemporáneos fueron los triunfos de Lance Arsmtrong en 2001, o las dos victorias conseguidas por Jan Ullrich en 2004 y 2006.

En cuanto a los españoles, José Manuel Fuente en 1973 consiguió la primera victoria y Aitor González en 2005 la segunda y última.

-Recorrido-

1º Etapa 12 de Junio de 2010: Lugano – Lugano, 7,6 kms. CRI

La apuesta de C&H: Fabian Cancellara (Saxo Bank)

2ª etapa 13 de Junio de 2010: Ascona – Sierre, 167,5 kms

Altos: Simplonpass (km 81.4, 1ª), Valençon (km 154.2, 3ª)

La apuesta de C&H: Óscar Freire (Rabobank)

3ª etapa 14 de Junio de 2010: Sierre – Schwarzenburg, 196,6 kms

Altos: Col des Mosses (km 84.4, 1ª), Kalchssacton (km 172. 3ª)

La apuesta de C&H: Peter Sagan (Liquigas – Doimo)

4ª etapa 15 de Junio de 2010: Schwarzenburg – Wettingen, 192,2 kms

Altos: Rogensberg (km 144.1 y 172.6, 3ª)

La apuesta de C&H: Mark Cavendish (Columbia-HTC)

5ª etapa 16 de Junio de 2010: Wettingen – Frutigen, 172,5 kms

Altos: Schallenberg (km 116.6, 2ª), Aeschi (km 162.5, 3ª)

La apuesta de C&H: Peter Sagan (Liquigas-Doimo)

6ª etapa 17 de Junio de 2010: Meiringen – La Punt, 213,3 kms

Altos: Sustenpass (km 28.5, HC), Ciberalppass (km 67.7, 1ª), Albulapass (km 203.6, HC)

La apuesta de C&H: Roman Kreuziguer (Liquigas-Doimo)

7ª etapa 18 de Junio de 2010: Savognin – Wetzikon, 204,1 kms

Altos: Widhaus (km 106.9, 2ª), Hulttegg (km 153.8, 3ª), Bettswil (km 191, 3º)

La apuesta de C&H: Óscar Freire (Rabobank)

8ª etapa 19 de Junio de 2010: Wetzikon – Liestal, 172,4 kms

Altos: Siglistorter Höhe (km 65.4, 3ª), Wittnauer Höhe (km 120.7, 3ª), Wintersinger Höhe (km 136, 3ª), Arisdorf (km 158, 3ª)

La apuesta de C&H: Heinrich Haussler (Cervélo TT)

9ª etapa 20 de Junio de 2010: Liestal -Liestal, 26,9 kms CRI

La apuesta de C&H: Fabian Cancellara (Saxo Bank)

-Favoritos-

  • Frank Schleck (Saxo Bank): segundo en el reciente Tour de Luxemburgo, el mayor de los hermanos Schleck encabezará un potente Saxo Bank en el que además de contar con la presencia de su hermano estará el vigente campeón, el local Fabian Cancellara al cual se le presenta complicado repetir victoria.
  • Joaquín Rodríguez (Katusha): Purito vuelve a la competición después disputar bravamente el primer tercio de la temporada. La falta de ritmo puede correr en su contra.
  • Roman Kreuziguer (Liquigas Doimo): primero en 2008 y tercero en 2009, el checo viene con el único objetivo de repetir victoria en un recorrido que al no contar con llegadas en alto le beneficia.
  • Tony Martin (Columbia-HTC): junto al australiano Michael Rogers será el líder el conjunto americano. Segundo en 2009, sólo superado por Cancellara, el teutón viene de ganar la crono en Los Ángeles del Tour de California presentándose en un buen estado para seguir creciendo como ciclista.
  • Luis León Sánchez (Caisse D´Epargne): ante la ausencia de Alejandro Valverde en el seno del equipo, será el encargado de tomar las riendas de un equipo acostumbrado a las mieles del triunfo y que no por ello dejará de ganar. El destino le deja un papel difícil de asumir pero con la calidad suficiente para afrontarlo.
  • Robert Gesink (Rabobank): el joven holandés no se caracteriza por ser un rematador sobre la bicicleta. Buscará estrenar su casillero esta temporada encabezando un Rabobank en que también estará el cántabro Oscar Freire.
  • Lance Armstrong (RadioShack): recuperadas las sensaciones después del infortunio de California, el americano regresa a Suiza donde ya consiguiera la victoria en 2001. Le acompañará buena parte del equipo que disputará el Tour, con Leipheimer y Klöden entre otros.
  • Matteo Carrara (Vacansoleil): viene de adjudicarse el Tour de Luxemburgo gozando de un excelente estado de forma fuera de tensiones pro Tour de Francia. Será la punta de lanza de un potente Vacansoleil, los cuales, quieren responder mediante triunfos la no invitación por parte de ASO para la disputa de la Grand Bouclé.

Tampoco nos tendremos que olvidar de otros corredores que tomaran la salida en Lugano y optarán a disputar la general como por ejemplo el espigado canadiense del Garmin Ryder Hesjedal, Linus Gerdemann, Sandy Casar, Thomas Lövkvist, Stijn Devolder,  Oscar Pereiro, Kim Kirchen u otros corredores que seguro darán que hablar como el fenómeno Peter Sagan, Philippe Gilbert o Maxim Iglinskiy.

Para las volatas estará, en parte, lo mejorcito del pelotón al contar con la presencia de Mark Cavendish, Tom Boonen, Oscar Freire, Thor Hushovd, Gerald Ciolek, Robbie McEwen, Allan Davis, Greg Van Avermaet, José Joaquín Rojas, Alessandro Petacchi, Koldo Fernández de Larrea o Yauheni Hutarovich.

Y como no, nuestros HIDOLOS, Serge Pauwels y Johnny Hoogerland.

La apuesta de C&H: Roman Kreuziguer (Liquigas – Doimo)