Archivo de la etiqueta: Caja Rural

Caja Rural: buscando afianzar un proyecto

El equipo afincado en Alsasua ha conseguido lo que a finales de 2009 se propuso al saltar al profesionalismo; conseguir para este 2011 la categoría Profesional Continental, que le dará acceso a muchas de las más importantes carreras del calendario si cuenta con el beneplácito de los organizadores. Floren Esquisabel y Juanma Hernández han conseguido conformar una escuadra de un nivel homogéneo, que peleará por dejar que el maillot verde de Caja Rural se vea en todas las carreras en las que pueda competir.

Caja Rural

La temporada 2011 representará para Caja Rural la búsqueda de un rendimiento que les permita asentarse en una categoría donde buscan poder tener el mejor calendario posible los próximos años, siempre dando oportunidades a los jóvenes corredores que vengan desde su equipo amateur. Este mismo otoño han decidido subir a 3 corredores jóvenes desde éste; Victor de la Parte, Viktor Ryabkin e Igor Romero.

Piezas clave

El nivel de la plantilla es muy parecido, pero estará sobre las piernas de Javier Moreno, Diego Milán, Julián Sánchez Pimienta, José Herrada, Oleg Chuzda y Joaquín Sobrino la responsabilidad de poder dar a los navarros los resultados que terminen por dar buena nota al equipo en su primer año como equipo Profesional Continental. Chuzda y Sánchez Pimienta, ambos a su manera y en su terreno, buscando la escapada buena del día podrían dar buenso resultados al equipo. El ucraniano ya lo ha hecho en 2010 (Vuelta a Portugal) y Pimien tiene varios buenos resultados en su carrera (2º en Ordizia en 2007 y ganador de etapa en la Volta 2009 por delante de Valverde). Joaquín Sobrino cubrirá las llegadas masivas (los últimos 3 años ha ganado siempre 1 carrera) y Diego Milán, tras un año sin equipo, podrá volver a demostrar que es un corredor más que válido para buscar el triunfo en etapas de vueltas menores y semi-clásicas.

Javier Moreno y José Herrada tendrán ante sí un reto, si cabe, aún mayor, y es que son corredores con potencial que tendrán que darlo todo para conseguir que Caja Rural pueda estar arriba en las carreras más exigentes del calendario y puedan terminar disputando al Vuelta a España. El andaluz está ante un año importante donde tiene que empezar a demostrar que puede tener responsabilidades. El manchego, por su parte, debe demostrar que puede coger el liderazgo de Caja Rural en una categoría más exigente.

La posible explosión de… Javier Moreno.

El andaluz lleva varios años apuntando. Ahora, con 26 años y en un equipo donde parece que las cosas se hacen mejor, podría dar el salto de calidad que se le intuye. En 2010 rozó la victoria varias veces (2º en una etapa de la Vuelta a Asturias, 5º en la Klasika Primavera y en la 10ª etapa de la Vuelta y haciendo una muy buena carrera en San Sebastián) y terminó con 11 top10 en todo el año.

¿Hasta dónde puede llegar Caja Rural?

Es un equipo con calidad para mejorar los resultados del año pasado (5 victorias). Tendrá un calendario mejor y acudirá además a las carreras con una escuadra con más potencial. Las llegadas superan con facilidad a las salidas, donde sólo la salida de un corredor con tanto potencial como Kiwatkowski supone una baja sensible. Sánchez Pimienta, Milán, Sobrino y Herrada son buenos corredores con opciones de victoria en según qué carreras (semi-clásicas y vueltas menores de la penínusla ibérica) y por detrás tienen corredores jóvenes y con mucho potencial, como Higinio Fernández, que sumarán para buscar que 2011 sea incluso mejor que 2010.

Su reto para 2011 es claro; poder demostrar durante los primeros meses que merecen un hueco en la Vuelta a España. Poder disputarla sería un premio para un equipo que lo está haciendo por ahora todo bien.

El éxito en la continuidad de Caja Rural (II)

A finales de 2009 el conjunto Caja Rural, auspiciado por Floren Esquisabel y Juanma Hernández, decidió dar un paso adelante en su proyecto y formar parte del profesionalismo, sin dejar de cuidar lo que ha sido Caja Rural desde principios de los 90; un equipo de base, de cantera. Afrontaron la temporada que acaba de finalizar hace escasas semanas con una ilusión por crecer patente, fichando a corredores jóvenes, con margen de progresión y muchas ganas de hacerse un nombre en el ciclismo profesional como José Herrada, Oleg Chuzdha, Michal Kiwatkowski, Fabricio Ferrari, Gari Bravo, Higinio Fernández o Joaquín Sobrino (fichado a mitad de temporada). Disfrutando de la categoría Continental, consiguieron firmar en la salida de pruebas como Vuelta a Castilla y León, Vuelta a Portugal, Vuelta a Murcia, Vuelta a Asturias, Klasika Primavera, Prueba Villafranca, Subida al Naranco, GP Llodio, Getxo, GP Miguel Indurain o Cinturó de L´Empordá, amén de otras carreras fuera de la península, como el Tour de Normandie. El año 2011 será aún más exigente para los navarros. El equipo ha sido aceptado por la UCI en la categoría Profesional Continental, al nivel de equipos como el Geox-TMC de Matxín, el Androni Giocatoli, el Europcar de Voeckler o la Française des Jeux; más serán las pruebas a las que tengan que acudir y más serán los corredores que tengan que formar parte de la estructura.

Tras una primera parte de la temporada de adaptación a un nuevo nivel como era la categoría Continental, la segunda parte de este 2010 terminó por dar a los navarros 5 victorias que dejan al equipo con un muy buen sabor de boca tras su primer año en el profesionalismo después de 20 años alejado éste. Las victorias de Arturo Mora en la Vuelta a León, Oleg Chuzda y José Herrada en la Vuelta a Portugal, además de los triunfos del conquense en un parcial y la general del Cinturó de L´Empordá (además de haber rozado la victoria en el Circuito Montañés o en el Tour de Normandie) dejan al Caja Rural con 5 victorias en el primer año de esta nueva aventura.

Caja Rural equipo

La base del proyecto, el equipo amateur, ha seguido dando nombre a Caja Rural en carreras de menor calado, pero que siempre apuntan a los grandes corredores del mañana. Caja Rural es un proyecto de base, y el éxito de la estructura está en la calidad de los jóvenes que siempre han salido del equipo amateur, como Txente García Acosta, Alberto Losada, Juanjo Oroz o Egoi Martínez, y que siguen saliendo, como lo harán para 2011 Jesús Herrada (que pasa al Team Movistar), Victor de la Parte, Viktor Ryabkin e Igor Romero (que tendrán un hueco en el Caja Rural Pro Conti). El año del equipo amateur también ha sido exitoso, siendo los que han pasado al equipo profesional, Romero (5 – con el Trofeo Guerrita), Ryabkin (4) y Victor de la Parte (6 – con la Vuelta ciclista a Navarra y una etapa en el Circuito Montañés), además de Yelko Gómez, Pablo Torres (ambos con 3) y Jesús Herrada (5 – con victorias de calidad ante grandes corredores del amateurismo vasco como Pardo o Bilbao), los que más triunfos han dado al equipo dirigido por Alejandro Hernández.

Con una plantilla formada por 19 corredores tras renovaciones, subidas del amateur y los buenos fichajes de Javier Moreno (Andalucía Cajasur), Julián Sánchez Pimienta y Diego Milán (ya era hora de que alguien se acordara del de Almansa), Caja Rural tiene como objetivo seguir creciendo y poder optar a correr su primera grande; la Vuelta a España. Con un equipo con estos tres corredores, más Chuzda, Sobrino o el mayor de los Herrada, los navarros pueden dar mucha guerra en una vuelta de 3 semanas a la que acudirían con la mayor de las ilusiones. Bien haría Unipublic apuntando bien arriba a Caja Rural para recibir una de las invitaciones que pueden repartir entre el resto de los equipos que quieran ir a la carrera, que saldrá una semana antes de lo habitual y en Benidorm. Sería una de las mejores noticias para que el proyecto siga caminando, con pasos firmes y mirando al frente sin fecha de caducidad que les amenace. Por lo pronto, ya tienen nuevas pruebas por etapas importantes en su calendario, como la Vuelta a Andalucía en febrero.

2011 se ha convertido así en otra de las muestras de que el éxito de Caja Rural está en su continuidad. En la continuidad de su equipo amateur como base de un equipo que ahora se confirma en el profesionalismo, y que espera que la próxima temporada lo que llegue sea una respuesta positiva por parte de organizadores de carreras más importantes. Y no sería una buena noticia sólo para el proyecto afincado en Alsasua. También lo sería para los aficionados, muy ilusionados con el equipo y su manera de ver las cosas (como aquello que existía con Kaiku) y, por extensión, para un ciclismo, como el español, que precisamente no está sobrado de equipos de nivel y con la ilusión de crecer y dar oportunidades a los más jóvenes.

Javier Cepedano

El éxito en la continuidad de Caja Rural (I)

Tras veinte años fuera del profesionalismo, a finales de 2009 los responsables de la estructura amateur Caja Rural decidieron dar un paso adelante en su proyecto y volver a la época donde, cogiendo como base el equipo Orbea de los Cabestany, Lejarreta, Mújika y Hermans, y donde corrió también Pedro Delgado, con un trabajo de base excelente derivado de la estructura de Pely Egaña, competían contra equipos potentísimos en varias de las mejores carreras del calendario internacional. Entrando como co-patrocinador en 1987 tras la retirada de Seat, el equipo que lideraban desde el coche Txomin Perurena y Francisco Giner no encontraría en la Caja el apoyo necesario hasta casi empezada la Vuelta a España, que en aquel año todavía seguía corriéndose en abril. El futuro se auguraba esperanzador con Orbea dando estructura al equipo, que contaba con los mencionados Cabestany -quien ya había pasado en el 84 a profesionales con el equipo-, Mújika y Hermans, como jóvenes valores para presente y futuro, además de Marino Lejarreta. El de Bérriz, que había llegado al Orbea-Seat el año anterior proveniente de Italia, capitaneó con éxito al equipo cosechando victorias de importancia como la Clásica de San Sebastián, Vuelta a Burgos o las extintas Euskal Bizikleta y la Subida a Urkiola. Buenos resultados a los que se sumaron las victorias de Mújika en la Vuelta a Galicia, Cabestany en Murcia o Llodio y del sprinter neerlandés en la París-Camembert o la Vuelta a la Comunidad Valenciana. Un gran año, como todos en los que estuvo Caja Rural como patrocinador, que vería como en los dos años siguientes la base del equipo se mantendría también en el objetivo final de todo deporte; ganar.

La categoría del equipo le había permitido correr las grandes carreras del calendario durante esos años. En el 87 Lejarreta lideró al equipo en Giro y Tour, quedando 4º y 10º respectivamente. En la Vuelta a España sería Cabestany quien tratara de liderar al equipo. Dos años antes, en el 85 –el año del amarillo de Indurain y de la escapada de Recio y Delgado– y con 24 años, había conseguido quedar 4º, además de haber conseguido un triunfo de etapa en la crono final de Alcalá de Henares y haber portado el maillot de líder durante varios días. Nunca conseguiría superar esa posición. En este año en concreto, abandonaría. No obstante, la imagen del Caja Rural – Seat sería dignificada por las victorias de Antonio Esparza (2) y de Jaime Vilamajó (1).

 

 

Caja Rural 1988

El equipo Caja Rural - Orbea en 1988

 

El año 1988 dio con el final del patrocinio de Seat. El equipo volvería a ver a Orbea como co-patrocinador en el maillot pasándose a llamar Caja Rural – Orbea en un año donde la baja más sensible vino de parte de Peio Ruiz Cabestany. Ese año fue Mathieu Hermans quien más rendimiento en número de victorias diera a los de Perurena en las carreteras; 19 triunfos totales (Vuelta Ciclista a la Communidad Valenciana, Vuelta a Murcia, Setmana Catalana,…) adornan la mejor temporada del sprinter holandés, que disfrutó en la Vuelta a España de un dominio casi definitivo en las volatas al conseguir llegar a 6 victorias en la Vuelta del comienzo en las Islas Canarias y de la única victoria en una GT de ese inmenso corredor que fue Sean Kelly (KAS).

No se quedaron huérfanos de liderazgo por parte de Lejarreta, no obstante, que repetiría triunfo en Urkiola y se adjudicaría las vueltas a Burgos y Galicia, además de la –otra extinta- Escalada de Montjuic y la Clásica Villafranca-Ordizia. En cualquier caso, un año tan exitoso en victorias parciales no tuvo su extensión en las generales de las Grandes Vueltas. Mújika terminó 19º en el Giro y el beriztarra 16º en el Tour, abandonando meses antes en la Vuelta a España.

El último año de Caja Rural en su primera fase como patrocinador de un equipo profesional, 1989, terminó con un sabor agridulce. Un equipo formado años antes, de base y con cantera, la que representaban en 1984 Peio Ruiz Cabestany o Jokin Mújika, entre otros, que había conseguido piezas importantes como Pedro Delgado (aunque no con Caja Rural como patrocinador), Lejarreta o el mencionado Hermans, que terminaron conformando un puzle excelente y que ese año terminaría obteniendo sus mejores y más importantes victorias, y que paradójicamente encontraría muchísimas dificultades para encontrar sponsor toda vez que a mediados del año, en junio, Caja Rural anunció su intención de no seguir patrocinando al equipo profesional nacido unos años antes.

 

 

Lejarreta y Hermans en su época en Caja Rural

 

La excelente Volta a Catalunya, ganada por Lejarreta y donde el extranjero más prolífico del equipo, Hermans, consiguió una victoria de etapa, y la victoria de éste en la etapa del Tour de Francia con final en Blagnac –además del 5º puesto en la general de Marino y los triunfos parciales en la Vuelta– fueron las victorias más sonadas del equipo. Curiosamente, éstas no tuvieron el mismo “apellido” ya que a finales de junio y antes del Tour, Caja Rural había tomado la firme decisión de no continuar patrocinando al equipo. Paternina entraría a hacerlo desde ese mismo momento y hasta final de temporada. De hecho, el acuerdo de patrocinio tenía una temporalidad de 100 días, que es lo que quedaba hasta final de temporada.

Tras tres años Caja Rural dejaba definitivamente el patrocinio del equipo, que tras muchos dimes y diretes conseguiría la continuidad en 1990. No sin esfuerzo y sufrimiento por parte de Pely Egaña, alma máter del Club Ciclista Danena – Orbea, que consiguió que una campaña publicitaria, Alimentos de España, consiguiera darle continuidad al equipo pasándolo a llamar Artiach con 1990 ya empezado –en enero de ese mismo año aún no sabían nada al respecto del patrocinador definitivo- y habiendo perdido a Marino Lejarreta (que contaba con ofertas de Carrera, Fagor o la Once) y Jokin Mújika (que marchó a Banesto), pero que había conseguido retener a Mathieu Hermans o Neil Stephens, que aunque tuvo un 89 discreto, ya había apuntado maneras durante los años anteriores, y que había hecho neos a corredores como Aitor Garmendia o Dani Clavero.

Tras dos años de parón, Caja Rural volvería al ciclismo para formar promesas en el campo amateur. Desde 1992 y hasta ahora, de manera ininterrumpida, ha conseguido llevar a decenas de jóvenes ciclistas con el cuidado que la categoría exige. Entre ellos, nombres conocidos como Txente García Acosta, Aitor González, Alberto Losada, Juanjo Oroz o Egoi Martínez, que ya tienen relevo en el profesionalismo desde el Caja Rural amateur. Jesús Herrada (que pasa a Movistar), Victor de la Parte, Viktor Ryabkin e Igor Romero (camino del Caja Rural Pro) pasarán a profesionales –además de los que pasaron en 2010 con el salto que dio la estructura de Juan Manuel Hernández Eskisabel; Michał Kwiatkowski, Rubén García, Garikoitz Bravo, David de la Cruz, Higinio Fernández, Fabricio Ferrari, Egoitz García, Guillermo Lana, Rubén Martínez y Arturo Mora– en 2011 tras haber formado parte de una estructura que desde hace 17 años trabaja con la base del ciclismo, dando oportunidades a los jóvenes en el mundo del ciclismo, y que ahora busca asentarse en el profesionalismo buscando la categoría  Continental Profesional de los Vacansoleil, Andalucía Cajasur o Androni Giocattoli, la categoría que represente el éxito en una continuidad tan digna como necesaria para el mundo del ciclismo.

Javier Cepedano

* Próximamente El éxito en el continuidad de Caja Rural (II), con un repaso a la experiencia de Kaiku, al salto a la categoría profesional en 2010, el excepcional año del equipo o los fichajes para 2011.