Archivo de la etiqueta: Alessandro Ballan

BMC Racing Team: haciéndose fuertes en los adoquines

Tras un año de asentamiento en el pelotón, el BMC encara la temporada 2011 con optimismo y con metas más importantes de cara a hacerse un equipo fuerte dentro del pelotón internacional. Para ello el objetivo primordial, el cual han conseguido, era conseguir entrar dentro de los 18 equipos ProTour para la nueva temporada. Así pues, tras un 2010 aceptable, el BMC ha dado un salto de calidad, especialmente en la especialidad en la que están centrándose más, el pavé.  Para ello ha fichado a especialistas en esta disciplina como Greg Van Avermaet -además de ser un sprinter que pasa bien la media montaña- o Manuel Quinziato, que deja Liquigas para enrolarse en un equipo más acorde a sus características. Para ayudar a Evans en la montaña, han fichado a dos corredores de segunda fila, que no destacan especialmente pero que pueden desempeñar bien esa labor, Amael Moinard y Johann Tschopp. Por último, quizás el fichaje más sonado de la campaña ha sido el del americano Taylor Phinney, corredor que ha deslumbrado a todo el mundo dentro del circuito sub-23 y que dará mucho que hablar.

Piezas clave

De nuevo el corredor sobre el que están centradas todas las miradas es el ya ex-campeón del mundo Cadel Evans. El australiano tendrá que tomar las riendas del equipo en las grandes vueltas para darle presencia a la escuadra suiza. Si está al nivel del Giro del año pasado, sin duda que nos dará horas de espectáculo, aunque 33 años quizás sean ya demasiado para exigirle que esté con los mejores. En cualquier caso, Cadel es capaz de lo mejor y de lo peor, por lo que no habrá que perderle de vista.

El equipo no cuenta con otros corredores de relumbrón que puedan acompañar a Evans en la montaña, ya que los outsiders del equipo están especializados en el pavé. Un ya decadente Alessandro Ballan que no hizo un buen 2010 será uno de los principales encargados de darle notoriedad al equipo en los adoquines. Junto a él, George Hincapie o Marcus Burghardt. Ellos serán los encargados de llevar al equipo a lo más alto en la primavera de 2011.

La posible explosión de… Taylor Phinney

El joven corredor americano ganador de la prueba de contrarreloj en el Mundial de Geelong ha sido el fichaje más sonado de la pretemporada. Y como para no serlo. Un chaval que igual te puede conseguir un triunfo en la contrarreloj del mundial sub-23 como ganar la París-Roubaix sub-23. Es por esto que tanto se rumoreó con su fichaje. Aunque en un principio pareciera que lo tenía hecho con el RadioShack, la no seguridad de tener un patrocinador para 2012 hizo que Phinney se decantara por el BMC, un equipo que le ayudará a progresar en las piedras. Puede empezar a ganar en el año de su debut. Ya ha conseguido cosas muy importantes, por lo que se espera todo de él.

¿Hasta dónde podría llegar el BMC?

El equipo está hecho para dominar las pruebas de pavé, aunque siempre sujeto a lo que Cancellara decida hacer, pero sin duda son el equipo con más ciclistas de calidad en esta especialidad junto con el Garmin-Cervelo, que con la fusión han quedado muy reforzados. Es por esto que se tienen las expectativas muy altas en cuanto a sus resultados en los adoquines. Ballan, Burghardt, Hincapie, Van Avermaet, Quinziato o Phinney deben dejarse ver y conseguir alguna victoria en este tipo de pruebas. En las grandes vueltas, depende del rendimiento y del estado físico de Evans, pero no parece que vayan a tener mucha presencia en estas pruebas.

Anuncios

Primer año decepcionante para el BMC

El equipo BMC Racing Team nació de la mano del suizo Andy Rihs, dueño de la marca de bicicletas BMC, y de Jim Ochowicz, fundador del legendario equipo americano 7-Eleven, con un capital importante y con la clara premisa de establecerse cuanto antes en la élite del pelotón actual. Disputó su primer año en la categoría Continental, por lo que deberían ganarse sus presencia en las carreras más importantes, pero no parecía que fuesen a tener muchos problemas para ello contando en sus filas con el actual campeón del mundo y dos veces segundo en el Tour de Francia Cadel Evans.

Cuando se empezaron a perfilar los fichajes más importantes para esta temporada, parecía claro que el equipo buscaba ser uno de los equipos más fuertes en la campaña del norte con las incorporaciones de Ballan, Hincapie, Burghardt y Kroon; y por otro lado el ya nombrado Cadel Evans debería buscarse sus opciones en las grandes vueltas sin contar con unos gregarios que fuesen a priori a aguantar con el australiano en los grandes puertos de montaña (una constante en la carrera del aussie). El resto del equipo lo conformaban en su mayoría corredores suizos y estadounidenses de bajo nivel en principio.

La temporada para el equipo comenzaba en Australia con al disputa del Tour Down Under, donde iban a ser liderados por Evans, que a pesar de estar fuera de forma en este momento de la temporada se implicó bastante en carrera, acabando sexto en la general y escapándose con Valverde, Luisle y la revelación de la temporada Peter Sagan en la etapa con final en Willunga. Posteriormente pasaron sin pena ni gloria por diversas carreras, y la primera decepción de la temporada llegó poco después, al no ser invitados a una de las grandes clásicas del pavés, la Omloop Het Volk.

En Marzo llegaron buenos resultados de las manos de, cómo no, Cadel Evans: un tercer puesto en la Tirreno-Adriático y un sexto en el Critérium Internacional. El resto del equipo sin embargo parecía seguir de vacaciones, y en el primer monumento de la temporada, la Milán San Remo, el mejor resultado fue obra de Marcus Burghardt, vigésimo segundo llegando en el mismo tiempo del vencedor. La siguiente gran cita con el pavés fue la E3 Harelbeke, y esta vez el equipo si estaba invitado, pero el resultado fue decepcionante. La cosa mejoró en la Gent-Wevelgem, donde el veterano Hincapie se quedó fuera del podio por muy poco. Y con esto llegamos a Abril, el mes por excelencia de las clásicas. En Flandes, Hincapie volvió a conseguir un buen resultado para su equipo, quedando sexto, pero sin ningún BMC teniendo en algún momento la sensación de poder haber optado a la victoria. El resultado en Roubaix volvió a ser malo, siendo George nuevamente el mejor de su equipo, a un mundo de los mejores. Se había acabado la temporada pedruscómana sin ningún podio para el equipo, siendo especialmente sangrante el caso de Ballan, ganador hace 3 años de de Ronde Van Vlaanderen y que se había arrastrado en todas las carreras.

Sólo quedaban las Ardenas para evitar que el BMC se fuese de vacío de las clásicas, y el campeón del mundo Cadel Evans respondió de maravilla, ganando la Flecha Valona y quedando cuarto en Lieja. El próximo gran objetivo del equipo sería el Giro, con Evans de líder. El Giro nos deparó uno de los mejores momentos de la temporada, con Evans ganando en Montalcino con el maillot arcoiris embarrado, pero el australiano se tuvo que conformar con esa etapa y el maillot de la regularidad, amén de vestir la maglia rossa durante una etapa, ya que una fuga bidón camino de L’Aquila y una terrible petada en el Mortirolo le privaron de poder hacer podio en la ronda italiana.

Cadel Evans Montalcino Giro

En Julio la única nota positiva fueron las dos grandes victorias de Burghardt en el Tour de Suiza, y el cuarto puesto de Steve Morabito en la general. Con esto se llegaba al siguiente gran objetivo del equipo, el Tour de Francia. Evans volvía a partir como el líder del equipo, y las cosas empezaron bien, pudiéndose vestir de amarillo después de la etapa con final en Morzine-Avoriaz. Pero al día siguiente, en la Madeleinne, sufrió un desfallecimiento fruto de una fisura en el codo y de los grandes esfuerzos realizados en el Giro. En meta nos dejó uno de los momentos emotivos de la temporada, llorando en brazos de uno de sus compañeros por haber vuelto a fallar en la gran ronda gala.

Cadel Evans Tour

El resto del equipo pasó grismente a lo largo del Tour, y después de él las cosas no fueron a mejor: los únicos resultados destacables fueron un par de buenos puestos de Kristoff, Ballan y Santambrogio en las semiclásicas de Agosto y Septiembre. El equipo no fue invitado a la vuelta, por lo que la última gran carrera fue el Giro de Lombardía, culminado con un buen octavo puesto de Santambrogio. Entre medias se disputó el mundial, en el que el vigente campeón, Evans, lo dio todo para poder revalidar su título antes sus paisanos, pero finalmente el pelotón acabó cazando a todos los fugados, siendo la victoria para el noruego Hushovd.

Con esto acaba la temporada, no pudiendo ser calificada de otra cosa que de decepcionante: cuatro victorias, dos de ellas de Evans y dos de Burghardt. El equipo falló especialmente en las clásicas, y para tal fin se han fichado a varios corredores para ayudar al equipo en ellas (Van Avermaet, Quinziato y el prometedor Phinney, además de a Tschopp o Moinard), aunque el pez gordo del mercado se ha escapado, ya que parece casi seguro que Cancellara se irá al nuevo equipo de los Schleck. Evans ha realizado una gran temporada, y se han visto buenos destellos de Santambrogio, Morabito, Kristoff o Bookwalter, pero el resto del equipo ha fallado, sobre todo el ex campeón del mundo Alessandro Ballan. Mucho tiene que mejorar el equipo el año que viene si verdaderamente quiere establecerse entre los mejores equipos del pelotón.

Nikolas Bordallo

Campeonato Nacional de Italia

-La prueba-

Settimana Tricolore ItaliaSi hay algún Campeonato Nacional que desate pasiones entre los aficionados y depare carreras para la historia ése es, junto al belga, el Campeonato Italiano. Las mil y una familias del ciclismo en el país transalpino se reúnen durante la Settimana Tricolore (la semana de la tricolor) en algún lugar de la península. Este año la ciudad elegida para la edición de este año ha sido Treviso, donde llegarán en un gran estado de forma todos aquellos corredores que tengan en mente participar dos semanas más tarde en el Tour. El premio no puede ser mejor, lucir durante todo un año una de las maglias con más valor dentro del mundillo del ciclismo, la tricolore.

-Historia-

Disputada por primera vez la carrera en la primera década del siglo XX es una de las carreras con más tradición e importancia en Italia, algo por detrás de Milán-San Remo y Giro de Lombardía, y se ha venido disputando cada año ininterrumpidamente desde 1906, a excepción del periodo de la Primera Guerra Mundial y del año 1944. En su palmarés aparecen casi todos los grandes corredores que ha dado el país entre los que destacan Constante Giradegno, quien ganó nueve campeonatos seguidos (1913-1914 y 1919-1925) y Fausto Coppi y Gino Bartali con cuatro campeonatos cada uno de ellos. Más recientemente la mayoría de los ciclistas importantes han ganado alguna vez el campeonato: Gianni Bugno, Mario Cipollini, Andrea Tafi, Michele Bartoli, Salvatore Commesso, Daniele Nardello, Paolo Bettini, Filippo Simeoni o, el actual campeón Filippo Pozzato.

Por su parte, la prueba contra el crono empezó a disputarse en 1995 y son dos los ciclistas con que dominan sobre el resto en cuanto a victorias, Marco Velo con tres y Marco Pinotti con cuatro.

-Recorrido-

Perfil de la etapa – WVcycling.com

La prueba en línea de disputará el sábado en un recorrido que este año se presenta en un formato sobre un circuito cerrado de 23,6km de longitud al que darán 11 vueltas para un total de 259,6km. En él, un buen repecho al principio de 800m al 7% y un señor muro de 1,3km al 15%, pasada ya la mitad del circuito, que combinado con una rápida bajada debería propiciar que la carrera se decidiese en cualquiera de sus dos vertientes.

La crono, por su parte, se disputará el domingo. Se basará en 37,3km en los que los corredores afrontarán parte del recorrido de la prueba en ruta.

-Favoritos-

Prueba en ruta: la carrera se plantea con multitud de posibilidades, dependerá del ritmo que los grandes favoritos le quieran dar y el desgaste que quieran imponer a otros candidatos. De todos modos los principales nombres a tener en cuenta serán:

  • Alessandro Ballan (BMC Racing Team): tras su ausencia en primavera, debe empezar a amortizar la inversión que el equipo suizo-americano hizo por él durante el Tour, por lo que llegará en buen estado de forma seguro. Sus participaciones y su victoria en el Tour de Flandes y su Campeonato del Mundo en 2008, son su carta de presentación para afrontar los muros y luchar por la victoria.
  • Ivan Basso (Liquigas-Doimo): el reciente ganador del Giro tiene como segundo objetivo de la temporada el Tour de Francia, y pese a que las pruebas de un día no son su especialidad y sus problemas en el descenso, su nombre le hará que su rueda sea una a vigilar.
  • Vincenzo Nibali (Liquigas-Doimo): al contrario que su compañero, su gran dominio en el descenso y su explosividad en la subida le hacen ser un claro favorito. Llegó al Giro algo corto de forma y se defendió extraordinariamente y aunque esa participación inesperada le haya acabado costando no disputar el Tour, le permite llegar bien a la settimana tricolore.
  • Matteo Carrara (Vacansolei): viene de realizar un sensacional en el mes de Junio con su victoria en el Tour de Luxemburgo y buena presencia en carrera en el Tour de Suiza, no correr el Tour hará que su pico de forma acabe este fin de semana y querrá despedirse con un buen sabor de boca.
  • Steffano Garzelli (Aqua&Sappone): a punto de cumplir los 37 años se encuentra ante una de sus últimas oportunidades de alzarse con el título de campeón italiano en un circuito que le viene bastante mejor que cualquier otro con menos dureza. Pese a no ser el de antaño, su victoria en Plan de Corones en el Giro es un buen aval.
  • Michelle Scarponi (Androni Giocatolli – Diquigiovanni): se encuentra en las mismas que Garzo, el recorrido se le adapta mejor que la mayoría de años, y la explosividad que conserva en sus piernas puede ser su mejor baza.
  • Damiano Cunego (Lampre-Farnesse): il piccolo principe siempre es una caja de sorpresas y nos puede sorprender para bien o para mal, el recorrido se le adapata francamente bien, y la oportunidad es inmejorable, se mostró bastante bien en el Giro y correrá el Tour. Debería estar delante, y una vez allí, debería utilizar su punch y su clase como su mejor baza.

La apuesta de C&H: Matteo Carrara.

Prueba CRI: el hecho de que en el recorrido se hayan introducido las subidas de la prueba en ruta hace que las opciones de los especialistas se vean menguadas frente a corredores más todoterreno. De todos modos, los candidatos son:

  • Marco Pinotti (Team Columbia – HTC): ganar cuatro de los últimos cinco campeonatos es suficiente como para ser el gran favorito. Un Giro excepcional y sus buenas cronos durante el año no hacen más que aumentar sus opciones.
  • Vincenzo Nibali (Liquigas – Doimo): en función del resultado de la prueba en ruta participará con mayor o menor implicación. Su mejora en la disciplina los últimos años hacen que pueda ser un ciclista a vigilar.

La apuesta de C&H: Marco Pinotti.

Los primeros meses de BMC

Fue la sorpresa de la pretemporada, apoyándose en una estructura previa un tanto débil, y con una buena inyección económica, el conjunto BMC iniciaba una nueva etapa que les tenía que llevar, a corto plazo, a pelear de tú a tú con todos los grandes colosos del pelotón.

A principio de temporada, en la presentación de cada uno de los equipos decíamos lo siguiente en relación al equipo BMC Racing Team:

“La composición del conjunto parece óptima para brillar sobre la adoquinada primavera rodeando a los ya mencionados Ballan e Hincapie con ciclistas de la talla de Kroon o Burghardt. Con un bloque algo corto para el asalto a carreras de tres semanas el fichaje de un lobo solitario como Evans parece más que acertado para, cuanto menos, dejarse ver en los podios.”

Pasadas ya unas cuantas semanas desde aquella entrada, la situación para el equipo no podría ser más desoladora. Tanto en la adoquinada primavera como en las carreras por etapas. Desde que con la disputa de la Omloop Het Nieuwsblad jace dos meseses atrás empezasen las clásicas sobre pavés, el conjunto no ha tenido la menor presencia. Poco a poco han dejado pasar oportunidades como la Kuurne-Bruselas-Kuurne, la A través de Flandes, la E3, los tres días de la Panne, de Ronde, Scheldeprijs o París-Roubaix. Ahora, en medio del tríptico en Holanda y Bélgica, siguen igual (el campeón mundial, Cadel Evans, se dejó ver ayer un poco, pero sin resultado alguno).

No fue hasta finales de Marzo cuando por fin, el veterano George Hincapie apareció en carrera, en la Gante-Wevelgem, enganchándose al grupo cabecero a falta de 40km a meta y llegando en un grupo de seis en el que a la hora de jugarse la carrera al sprint cometió un error impropio de un corredor con su experiencia, pues pareció haber olvidado que ya no es integrante del Team Columbia – HTC, y ejerció a la perfección la labor de lanzador de Bernard Eisel. Pero al menos se le pudo ver en carrera, que ya es un avance.

No se puede decir lo mismo de Alessandro Ballan, un caso bastante más sangrante, ya que si bien el año pasado no pudo lucir su maillot de campeón mundial por los caminos adoquinados flamencos por una mononucleosis, este año no ha contado con ningún contratiempo con el que excusarse por su pésima temporada de piedras. Ni presencia en carrera ni puestos de honor ni mucho menos victorias. Y no se le encuentra explicación a no ser que sus progresos en el habla inglesa no estén siendo tan rápidos como él desearía o que se oliese que el affair de dóping en Italia relacionado con Lampre iba a destaparse (ahora se encuentra apartado junto a Mauro Santambrogio).

Salvando la importante diferencia del rol que tiene cada cual en el seno del equipo, el italiano se encuentra en la misma situación que Marcus Burghardt y Kastern Kroon, corredores de contrastada experiencia que tampoco se están dejando ver, ni en busca de sus propias opciones en carrera ni sirviendo de apoyo para sus jefes de filas.

Tras la primera fase de clásicas, los cuatro se encontraron a mitad del mes de marzo para correr la Tirreno-Adriático formando un equipo más que decente junto a Cadel Evans, en el que al final sólamente el australiano brilló con un tercer puesto en la general.

Evans, que está durante este inicio de temporada compitiendo en las carreras de una semana, además del mencionado tercer puesto en la general de Tirreno-Adriático, acumula dos sextas posiciones en las clasificaciones finales del Tour Down Under y del Critérium Internacional, dando guerra y compitiendo en todas las carreras que ha disputado, pero bastante alejado de las victorias. Vamos, lo de casi siempre.

Junto a él, corrió en Australia y Córcega, Mauro Santambrogio, que llegó al equipo de la mano de Ballan proveniente de Lampre. Sus resultados hablan por sí mismos. El resto de la plantilla, lo que se presumía, nada de nada, cosa que está suponiendo un grave problema al equipo suizo-americano, que se ha visto excluído de carreras a las que no acuden sus mejores corredores.

El esperpento final de la temporada de piedras llegó en los dos Monumentos sobre adoquines. Si bien este año ha habido dos monstruos muy por encima del resto de mortales, el Tour de Flandes y la París-Roubaix deben tener dudas acerca de la participación de BMC. En De Ronde estaban los cuatro especialistas, mientras que en el Infierno del Norte sólo Hincapie y Burghardt, pero ni el primero ni el segundo domingo de Abril se les vio en carrera más allá de la sexta posición de Hincapie al vencer un sprint masivo. A destacar que el americano, el corredor al que más opciones se le intuían de cara a la París-Roubaix, no sufrió ni una de sus conocidas mil y una desdichas en esta carrera y pese a no tener opciones reales frente a Boonen o Cancellara, tampoco dio guerra en ningún momento llegando al  Velódromo a más de 7 minutos del suizo.

Cerrado el capítulo de las piedras, las opciones se centrarán en Cadel Evans, tanto de cara a las Árdenas como al Giro de Italia, donde parte como uno de los principales favoritos para hacerse con la maglia rosa.

Y aunque finalmente el Tour de Francia haya anunciado los 22 equipos, o más bien haya adjudicado las invitaciones que quedaban pendientes, con el conjunto BMC entre los elegidos, son más de uno y de dos los que piensan que tener a Evans con el maillot arcobaleno no debería ser, por el bien del ciclismo, aval suficiente para recibir una invitación, cosa que, por otra parte, podría haber provocado una muerte prematura del nuevo proyecto BMC. Ahora, con la invitación bajo el brazo, podrán respirar bastante más aliviados y sin la presión que ejercía el fantasma de no verse invitados a la ronda gala, el equipo tiene una ocasión perfecta para cambiar de rumbo y volver a ilusionar a los aficionados como lo hizo meses atrás cuando casi de la nada nació una alternativa real a los dominadores del ciclismo en algunos de sus escenarios, aunque ya haya perdido una oportunidad, la oportunidad que más nos gusta en C&H.

Xavier Andrés

Previa: Gante-Wevelgem

-La prueba-

gante-wevelgem

En busca de llegar en el mejor momento de forma posible a los dos primeros fines de semana de Abril, muchos de los grandes especialistas del adoquín se citan en Bélgica para luchar por una de las carreras con más tradición dentro de las clásicas.

Este año la carrera nos trae dos novedades, el cambio de fecha al domingo previo a de Ronde van Vlaanderen, en lugar del miércoles posterior, además del aumento de kilometraje propuesto por la organización que finalmente ha sido recortado por la UCI.

-Historia-

Disputada por primera vez el año 1934 como carrera junior no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que la carrera se profesionalizó llegando al punto de ser, con la lógica excepción de los Monumentos, la clásica adoquinada con mayor importancia.

Con un dominio aplastante por parte de los ciclistas belgas venido a menos durante los últimos 30 años, y gracias a que nunca ha habido un dominador de la carrera en el palmarés de la prueba hay inscritos grandes nombres de las clásicas adoquinadas como Merckx, van Looy o Kelly, además de corredores más dados a otras vertientes del ciclismo como Anquetil, Hinault, Cipollini o Freire. La última edición, disputada el 8 de Abril de 2009 sirvió para que el joven Edvald Boasson Hagen apuntase a su palmarés su primera gran clásica batiendo a Aleksandr Kuschynski.

-Recorrido-

La carrera inicia su curso en la localidad de Deinze, para después de 219km llegar a la Wevelgem. El recorrido de la prueba discurre casi en su integridad por Flandes, con una corta inclusión en territorio francés.

Como acostumbra a ocurrir en las clásicas de adoquines y colinas, la primera parte del recorrido consta de 125km prácticamente llanos, sólo rotos por el primero de los dieciséis muros que componen la prueba. Llegado a tal punto kilométrico empieza un circuito por el que en dos ocasiones se suben un total de siete muros, que dejarán la carrera seleccionada a falta de unos 25km de la línea de meta. Los tramos de pavé, por su parte, se irán sucediendo durante el devenir de la etapa.

Es por éso que ésta es la clásica adoquinada en la que los sprinters tienen mayores opciones y una de las más propicias a llegar en grupos numerosos en los que jugarse la carrera.

profile

-Favoritos-

  • Sylvain Chavanel (Quick Step): teniendo en cuenta la no-presencia de Boonen ni Devolder en carrera, será la baza ganadora del equipo. No parece que esté atravesando su mejor momento de forma, pero siendo el líder en carrera del conjunto belga, seguro que tiene muchas cosas que decir.
  • Joan Antoni Flecha (Team Sky): después de ganar su primera carrera sobre piedras a finales de Febrero, el catalán querrá seguir sumando triunfos a un palmarés con una victoria de nivel. Viene de hacer algunas cosas interesantes en Tirreno-Adriático y llegar en el grupo cabecero en la Milán-San Remo, por lo que llega bien.
  • Edvald Boasson Hagen (Team Sky): el ganador del año pasado llega con algunas molestias y con ganas de demostrar que lo ocurrido el sábado pasado en la Classicissima fue una anécdota y que la victoria del año pasado no fue flor de un día. Su punta de velocidad y su habilidad en las cotas y los adoquines juegan a su favor.
  • Heinrich Hausler (Cervelo): junto a Thor Hushovd es la baza de equipo. El alemán, pese a que su lesión en la rodilla le puede lastrar, quiere hacerse por fin con su primera clásica, y qué mejor momento que en las vísperas de dos de sus máximos objetivos del año.
  • Fabian Cancellara (Saxo Bank): el campeón mundial crontrarreloj parece que este año sí que llega a las clásicas de Abril en plenas condiciones, y lo más importante, su estado físico da la sensación que aún puede crecer. Sabiendo todo lo que ha hecho, si le da por ganar el domingo será un buen síntoma, señal de que habrá habido espectáculo.
  • Alessandro Ballan (BMC): siendo como es una de las grandes apuestas del equipo, tiene que empezar a dar rendimiento ya para intentar salvar el pésimo inicio de temporada del conjunto BMC. Cualidades para llevarse la victoria, las tiene.

No obstante, esta carrera, dada como es a las sorpresas, tiene varios factores a tener en cuenta, y uno de ellos es el meteorológico, y es que se prevén temperaturas máximas de 10ºC, lluvia y viento.

La apuesta de C&H: Koldo Fernández de Larrea.

Montepaschi Strade Bianche

-La prueba-

La Eroica es la clásica que más arraigo tiene en el aficionado italiano, especialmente en la de los cicloturistas y tras sólo tres ediciones disputadas son muchos los que la elevan a la altura de Paris- Roubaix o el Tour de Flandes.

Desarrollada en las inmediaciones de Siena, la ciudad medieval es testigo de la llegada de los sufridos ciclistas. Y es que se sufre, y mucho, ya que los organizadores han intentado mezclar con éxito la sinuosidad del pavimento como en el Infierno del Norte y las pronunciadas y cortas subidas de De Ronde van Vlaanderen.

-Historia-

Fundada en el 2007 bajo el patrocinio de Banca Monte de Paschi di Siena y organizada por La Galleza dello Sport, la Eroica ha conocido tres ganadores de entidad. En la primera edición, el ruso del CSC Alexandre Kolobnev entró victorioso en la Piazza del Campo en solitario. Fue en 2008 cuando se vivió un final más apretado, donde Fabian Cancellara se imponía a Alessandro Ballan otorgando a la prueba un mayor prestigio internacional. En la temporada pasada, fue el sueco del High Road Thomas Lövkvist quien se llevó el gato del agua, superando al alemán Fabian Wegmann en la subida final.

-Recorrido-

Las bellas campiñas de la Toscana son el escenario por donde se rueda la Eroica. Sus 190 kilómetros son una continua sucesión de repechos explosivos y curvas imposibles con una peculiaridad, 70 kilómetros transcurren por caminos sin asfaltar que hacen que la Eroica sólo pueda hacerse comparable con el Tro Bro León de la Bretaña Francesa en el calendario internacional.

Con salida en Gaiole in Chianti, municipio situado a 15 km al norte de Siena catalogado por la prestigiosa revista Forbes como uno de los lugares más idílicos para vivir en Europa, transcurridos 35 km llega el primer contacto con los caminos toscanos; tras ellos, la subida a Montalcino y el largo tramo de Cosona y Pieve a Salti harán la primera gran selección tras la primera mitad del recorrido. Tras ella, la parte más dura del recorrido, puesto que hasta la línea de meta apenas existe un kilometro llano. Por si no fuese suficiente, en la edición de 2009 se introdujo un tramo pavimentado en el último kilometro ya en Siena, para tratar de favorecer más aún el espectáculo y acabar de romper la carrera, para finalizar en la bella e impresionante Piazza del Campo, Patrimonio de la Humanidad desde 1995 junto al centro histórico de la ciudad toscana.

-Favoritos-

Con una participación que año tras año se supera, para esta cuarta edición afloran un buen puñado de favoritos a la victoria final y lo que es más importante, la existencia de un gran grupo de outsiders que hacen que la Strade Bianche esté más abierta que nunca.

  • Fabian Cancellara: la locomotora suiza ya sabe lo que es levantar los brazos en la Piazza del Campo. Como buen conocedor de la prueba y con vistas a la preparación para las clásicas del norte, deberá estar entre los elegidos.
  • Alessandro Ballan: enrolado en las filas del potente BMC, el italiano querrá estrenar el palmarés para el ciclismo trasalpino después de su segundo puesto en el 2008.
  • Filippo Pozzato: con una mirada puesta en las grandes clásicas de primavera, la Eroica puede ser un buen test para encontrar sensaciones con vistas al plato fuerte de la temporada, las clásicas de primavera.
  • Luca Paolini: el veterano corredor del Acqua Sapone está atravesando un buen momento de forma refrendándolo en la Omloop Het Nieuwsblad con un cuarto puesto. Prueba acorde a sus características hacen de su punta de velocidad uno de los corredores a tener en cuenta.
  • Thomas Lövkvist: enrolado en la filas del británico Team Sky, defenderá título tras su victoria en la temporada pasada y puede convertirse en el primer ciclista en lograrlo dos veces. Motivación no le faltará.
  • Juan Antonio Flecha: después de su gran victoria en la Omloop Het Nieuwsblad, demostró estar en un buen momento de forma, sorprendiendo por su actitud ofensiva no puede escoger otra prueba mejor para demostrar ese cambio táctico en carrera.

Además, otros corredores con claras aspiraciones pueden ser los italianos Giovanni Visconti, Stefano Garzelli y Franco Pellizotti, el luxemburgués Kim Kirchen, el británico de Cervélo Roger Hammond o Alexandre Vinokourov. Tampoco hay que olvidar la participación del sprinter Mark Cavendish, aunque la última parte del recorrido no le sea beneficio.

Las apuestas de Cobbles & Hills: Francesco Gianni (Andrioni-Giocatoli), Giovanni Visconti (ISD-Neri), Luca Paolini (Acqua&Sapone).

Omloop Het Nieuwsblad

Logo

-La prueba-

La Omloop Het Nieuwsblad, antiguamente conocida como Omloop Het Volk. La prueba nació en el año 1945 organizada por el periodico Het Volk. Éste, pretendía hacer frente a la carrera organizada por otro periodico belga, el Het Nieuwsblad, conocida como De Ronde van Vlaanderen. La carrera mantuvó el nombre del organizador que la hizó nacer durante 64 años hasta que, en el año 2008, Het Volk dejó de publicarse al ser adquirido, precisamente, por Het Nieuwsblad.

La carrera habitualmente empieza y finaliza en Gent y recorre las típicas colinas adoquinadas de la zona. Por sus características y situación en el calendario la carrera marca el inicio de la temporada del pavé, un primer contacto con la primavera por llegar.

-Historia-

La Omloop Het Nieuwsblad aunque podría considerarse una carrera de preparación posee una importancia y un reconocimiento que se ve reflejado en sus ganadores. Entre los corredores en activo Gilbert es el único que ha repetido victoria, el gigantón noruego Hushovd, el italiano Pozzato y Nick Nuyens poseen una Omloop en su palmarés cada uno. También ganaron la prueba clásicomanos reconocidísimos como Museeuw, Van Petegem, Bartoli o Ballerini.

En la carrera han predominado las victorias locales, los belgas han alzado los brazos en 53 ocasiones. Pocos países tienen representación entre los ganadores de la prueba: Italia y Holanda tres veces y una cada uno Alemania, Irlanda y Noruega.

-Recorrido-

El recorrido de la Omloop Het Nieuwsblad se desarrolla por 204 quilómetros con siete tramos adoquinados y doce cotas.

La carrera empieza en la ciudad de Gent (Gante). La primera dificultad se encuentra aproximadamente tras setenta quilómetros de carrera dónde se encuentra la primera cota y el primer tramo de pavé. Tras esta primera cota le siguen cuatro más prácticamente enlazadas. La zona por la que transcurrirá entonces la carrera es cercana a Brakel, ciudad natal de Peter Van Petegem – ganador de la prueba así como de Roubaix y Tour de Flandes. La carrera entonces da un pequeño rodeo y se dirige hacía la preciosa población de Ronse. Hasta llegar a ella los ciclistas se encontrarán con otras dos cotas aisladas. Llegados a Ronse, con 64 quilómetros aún por recorrer, se torna camino de vuelta dirección Gent. Las últimas cuatro cotas de la prueba se encuentran a continuación pasando la última de ellas cuando aún queden 35 kilometros meta. En este intervalo final se encuentran cuatro de los siete tramos adoquinados de la prueba, el último, de 700 metros, acaba a tan sólo dos quilómetros de la línea de llegada.

-Favoritos-

  • Thor HUSHOVD (Cervelo). El ganador de la ultima edición de la prueba. Será complicado repetir éxito y es que hace más de una década que ningún corredor alza los brazos dos años consecutivos.
  • Tom BOONEN (QuickStep). El corredor belga del QuickStep aunque tiene puestas las miras en carreras futuras tiene calidad suficiente para ser una presencia destacada en carrera.
  • Nick NUYENS (Rabobank). Ganador en una ocasión si llega preparado la carrera se adapta a la perfección a sus características.
  • Edvald BOASSON HAGEN (Team Sky). Ha empezado la temporada de forma espléndida ganando de cualquier forma posible. En la Omloop tendrá que demostrar que su equipo tanto con él como con Flecha han de ser tenidos en cuenta en los monumentos adoquinados.
  • Filippo POZZATO (Katusha). Otro ganador en una ocasión de la prueba. El corredor del conjunto ruso tiene como objetivos Milán San Remo, Tour de Flandes y Roubaix. Ganar el próximo sábado sería una maravillosa forma de empezar su preparación.

También hay que tener en cuenta al equipo BMC que con corredores como Ballan, Burghardt, Hincapie y Kroon presentan un equipo muy potente. Habrá que observar cuan conjuntados y valientes se muestran. Otros corredores ha tener en cuenta pueden ser Matti Breschel del conjunto Saxo Bank o Bernhard Eisel del conjunto Columbia.

Las apuestas de Cobbles & Hills: Bernhard Eisel (Team Columbia – HTC), Andreas Klier (Cervélo Test Team) y Nick Nuyens (Rabobank).