Archivo de la categoría: Equipos

Caja Rural: buscando afianzar un proyecto

El equipo afincado en Alsasua ha conseguido lo que a finales de 2009 se propuso al saltar al profesionalismo; conseguir para este 2011 la categoría Profesional Continental, que le dará acceso a muchas de las más importantes carreras del calendario si cuenta con el beneplácito de los organizadores. Floren Esquisabel y Juanma Hernández han conseguido conformar una escuadra de un nivel homogéneo, que peleará por dejar que el maillot verde de Caja Rural se vea en todas las carreras en las que pueda competir.

Caja Rural

La temporada 2011 representará para Caja Rural la búsqueda de un rendimiento que les permita asentarse en una categoría donde buscan poder tener el mejor calendario posible los próximos años, siempre dando oportunidades a los jóvenes corredores que vengan desde su equipo amateur. Este mismo otoño han decidido subir a 3 corredores jóvenes desde éste; Victor de la Parte, Viktor Ryabkin e Igor Romero.

Piezas clave

El nivel de la plantilla es muy parecido, pero estará sobre las piernas de Javier Moreno, Diego Milán, Julián Sánchez Pimienta, José Herrada, Oleg Chuzda y Joaquín Sobrino la responsabilidad de poder dar a los navarros los resultados que terminen por dar buena nota al equipo en su primer año como equipo Profesional Continental. Chuzda y Sánchez Pimienta, ambos a su manera y en su terreno, buscando la escapada buena del día podrían dar buenso resultados al equipo. El ucraniano ya lo ha hecho en 2010 (Vuelta a Portugal) y Pimien tiene varios buenos resultados en su carrera (2º en Ordizia en 2007 y ganador de etapa en la Volta 2009 por delante de Valverde). Joaquín Sobrino cubrirá las llegadas masivas (los últimos 3 años ha ganado siempre 1 carrera) y Diego Milán, tras un año sin equipo, podrá volver a demostrar que es un corredor más que válido para buscar el triunfo en etapas de vueltas menores y semi-clásicas.

Javier Moreno y José Herrada tendrán ante sí un reto, si cabe, aún mayor, y es que son corredores con potencial que tendrán que darlo todo para conseguir que Caja Rural pueda estar arriba en las carreras más exigentes del calendario y puedan terminar disputando al Vuelta a España. El andaluz está ante un año importante donde tiene que empezar a demostrar que puede tener responsabilidades. El manchego, por su parte, debe demostrar que puede coger el liderazgo de Caja Rural en una categoría más exigente.

La posible explosión de… Javier Moreno.

El andaluz lleva varios años apuntando. Ahora, con 26 años y en un equipo donde parece que las cosas se hacen mejor, podría dar el salto de calidad que se le intuye. En 2010 rozó la victoria varias veces (2º en una etapa de la Vuelta a Asturias, 5º en la Klasika Primavera y en la 10ª etapa de la Vuelta y haciendo una muy buena carrera en San Sebastián) y terminó con 11 top10 en todo el año.

¿Hasta dónde puede llegar Caja Rural?

Es un equipo con calidad para mejorar los resultados del año pasado (5 victorias). Tendrá un calendario mejor y acudirá además a las carreras con una escuadra con más potencial. Las llegadas superan con facilidad a las salidas, donde sólo la salida de un corredor con tanto potencial como Kiwatkowski supone una baja sensible. Sánchez Pimienta, Milán, Sobrino y Herrada son buenos corredores con opciones de victoria en según qué carreras (semi-clásicas y vueltas menores de la penínusla ibérica) y por detrás tienen corredores jóvenes y con mucho potencial, como Higinio Fernández, que sumarán para buscar que 2011 sea incluso mejor que 2010.

Su reto para 2011 es claro; poder demostrar durante los primeros meses que merecen un hueco en la Vuelta a España. Poder disputarla sería un premio para un equipo que lo está haciendo por ahora todo bien.

Quick Step: a recuperar la hegemonía

Tras mil y un rumores sobre el futuro de la histórica formación, hace unas semanas los empresarios Zdeněk Bakala y Bessel Kok llegaban a un acuerdo con Patrick Lefévère para la compra de una parte importante de la estructura dirigida por el manager belga. A esta estabilidad en el plano económico debe añadirse también la conseguida en la parcela deportiva a finales del mes de noviembre cuando la UCI les concedió una de las tres licencias ProTour que quedaban por asignar en aquellos momentos.

Esta renovación se ha visto también reflejada en la configuración de la plantilla, ya que una parte importante de la clase media del equipo ha sido renovada, mientras que piezas importantes como el sprinter Wouter Weylandt o Carlos Barredo han sido sustituidas por Francesco Chicchi y Gerald Ciolek o Niki Terpstra. Por su parte, la formación ha perdido y no ha encontrado sustituto a Stijn Devolder, quien pese a sus dos victorias en el Tour de Flandes se marcha del equipo por la puerta de atrás con la sensación de que han sido tres años desaprovechados por ambas partes.

Piezas clave

Este aspecto se reduce a dos nombres: Tom Boonen y Sylvain Chavanel.

Tommeke buscará este año reencontrarse con la victoria en las piedras y volver a levantar los brazos en Meerbeke y Roubaix, donde en ambos casos puede igualar el récord histórico de triunfos. Tras una temporada en que Cancellara fue el rey indiscutible sobre el pavé y sin un Devolder a quien ceder triunfos que en circunstancias normales hubiesen sido para él, como leyenda viva del adoquín no puede volver a quedarse por segundo año en blanco. Otro de los puntos claves para él esta temporada es el Mundial, uno de los considerados como fáciles, similar al de 2005 en Madrid donde el flamenco consiguió enfundarse el arcobaleno.

Chavanel, por su parte, en la madurez de su carrera deportiva, deberá volver a ser el corredor que deslumbró hace dos temporadas primero en París-Niza y más adelante en las piedras. Además, los movimientos en el equipo hacen de él el referente belga para las clásicas de las Árdenas, donde si bien no ha conseguido nunca resultados extraordinarios, su innegable calidad podrían auparle a puestos de honor. Tras la primavera tocará cargar las pilas para centrarse en el Tour de Francia en que será difícil igualar la extraordinaria actuación conseguida el año anterior.

La posible explosión de… Zdeněk Štybar

La llegada de capital checo a Quick Step ha hecho que a sus 25 años se le presente al campeón de ciclocross la gran oportunidad de su vida de dar el salto al ciclismo profesional, pese a que a fecha de hoy todavía no se ha confirmado el fichaje tras un mes de tiras y aflojas. Cierto es que siempre es complicado el paso desde el ciclocross a la carretera, pero sus magníficos resultados los últimos años, su juventud y las buenas sensaciones mostradas por Lars Boom, el último grande del ciclocross que dio el salto, hacen que sea posible pensar en él como una de las revelaciones de la temporada.

De todos modos, si la opción Štybar fallase, en el equipo se encuentran dos ciclistas jóvenes como Kevin Seeldrayers y Gerald Ciolek que a sus 24 años llevan tiempo apuntando alto pero que nunca han sido capaces de dar el salto definitivo al estrellato. Esta puede ser la última oportunidad para ellos de demostrar que tienen un hueco entre los corredores de primera fila mundial.

¿Hasta dónde puede llegar Quick Step?

Como viene siendo normal los últimos años, la temporada del equipo vendrá marcada por los resultados conseguidos los dos primeros fines de semana de abril, si se consiguen sendas victorias en el Tour de Flandes y la París-Roubaix, a poco que se consiga durante el resto del año la temporada habrá sido un éxito, de lo contrario, por mucho que se logren resultados magníficos como la campaña anterior, quedará un sabor de boca un tanto amargo. El gran problema este año es que la irrupción de equipos como BMC o Garmin-Cervélo, que han apostado descaradamente por las piedras, hará más complicada la labor de Boonen de dominar sobre el pavé.

El resto de la temporada quedará marcado por la París-Niza y el Tour de Francia de Chavanel, y triunfos parciales que puedan conseguirse en GTs o en las vueltas de una semana más prestigiosas.

Rabobank: el año de los Tercios de Flandes

Cuatro son ya los españoles que con galones correrán en el equipo neerlandés, ya casi patrimonio nacional del país del tulipán. La llegada de dos talentos como Luis León Sánchez y Carlos Barredo, se suma a la representación que ya tenía España en el equipo comandado por Erik Breukink con Óscar Freire y Juanma Gárate. En un equipo tan de su país, quizás el que más en esto del ciclismo, como es Rabobank, siempre apoyado en la cantera local, no deja de ser una gran noticia y premio que cuatro ciclistas de aquí vayan, además con galones, a competir para el equipo naranja.

Muchos serán los retos que tendrá que afrontar Rabobank en 2011. Suplir la baja de Denis Menchov y rendir en las clásicas del norte no será tarea fácil para un equipo que, en cualquier caso, se ha reforzado muy bien durante este invierno con las altas de los dos españoles, Matti Breschel y del Campeón del Mundo sub23, Michael Matthews.

Luis León Sánchez

Piezas clave

Muchos serán los corredores que tengan responsabilidad a lo largo del año en Rabobank. Robert Gesink en las clásicas de cotas y grandes vueltas tendrá ante sí un año clave tras haber conseguido una meritoria 6ª plaza en la general del Tour, y haber conseguido victorias de calidad en clásicas como el Giro dell´Emilia y el GP Québec. Bien es cierto que el final de temporada se le trabó con la muerte de su padre y que en la semana de clásicas de cotas no estuvo al nivel esperado, pero dejó bien claro que puede ser candidato a todo tipo de clásicas y vueltas por etapas consiguiendo entrar en el top10 del Tour del Meditarráneo, Tirreno-Adriatico, Itzulia, Tour de Suiza y Tour de Francia.

Óscar Freire en la búsqueda de su 4ª Classicissima y 4º Mundial también será, por noveno año consecutivo, una pieza importantísima para los neerlandeses. Boom y Breschel en las piedras también tendrán cosas que decir. Luisle, con su polivalencia, será otro de los hombres que tenga que dar a Rabobank las victorias de más renombre en el calendario internacional.

La posible explosión de… Bauke Mollema.

Lleva varios años demostrando que tiene condiciones, pero nunca termina de constatar en la carretera lo que se le presupone. Tras un 2007 donde demostró en muchas carreras su categoría con el Rabobank CT, en 2008 hizo lo mismo en su primer año como Pro estando muy delante en Castilla y León y el Tour de Alemania. El pasado año, con muchos problemas de salud, estuvo por debajo de lo esperado, pero en esta temporada ha vuelto a dejar claro que tiene calidad suficiente para optar a muchas y buenas victorias. Sus actuaciones en Giro, Suiza, Andalucía o Polonia (donde ganó una etapa) dan luz a la carrera de Mollema tras un 2009 complicadísimo que paró su progresión.

Rabobank de todos modos en lugar común de jóvenes promesas, así que habrá que estar al tanto de las evoluciones de Kruijswijk, Langeveld y sobre todo Boom -este año ya sí que sí tiene que demostrar algo más que ser capaz de rendir en prólogos y en carreras “menores”-, y al año de adaptación de Vermeltfoort o el mismo Matthews.

¿Hasta dónde puede llegar Rabobank?

Con un plantel con tan buenos y diferentes corredores, Rabobank puede llegar a firmar una temporada mejor aún que la pasada. La baja de Menchov es muy sensible, pero puede ser compensada con una buena actuación de Gesink en Tour o Vuelta. En las clásicas de piedras incorporan a Breschel, que demostró ser un claro outsider a la victoria en estas clásicas. La polivalencia de Luisle como cazaetapas, clasicómano de cotas (¿le meterá en las piedras Breukink?) o como croner también podría ofrecer mucho a Rabobank, así como la incorporación de Bos y Barredo para los sprints y como cazaetapas respectivamente.

Salvando la perdida de potencial en GT con la salida de Menchov, la temporada de Rabobank con un Freire sano y en condiciones podría ser mejor que 2010. Suman en las clásicas del norte, polivalencia para poder optar a otra serie de triunfos y sus jóvenes líderes locales (Gesink y Boom) son un año más expertos.

Androni-Giocattoli: José Rujano, remember 2005

El conjunto de Gianni Savio encara una nueva temporada reinventándose de nuevo. Después de la marcha de corredores clave como Michele Scarponi Leonardo Bertagnoli, el sorprendente fichaje de José Rujano -quien regresa al equipo después de la exitosa temporada de 2005 y sus problemas con el patrón Savio en 2006- y la llegada de Emanuele Sella devuelve la ilusión a un equipo que buscará repetir la actuación de la temporada pasada. Entre los fichajes destacados se encuentra el español Ángel Vicioso quien cambia los colores del Andalucía-CajaSur para enrolarse en la escuadra italiana con los ojos puestos en las múltiples clásicas transalpinas que tanto se asemejan a sus características.

Entre los fichajes, destaca la sorpresa de la vuelta al ciclismo de Crescenzo D´Amore después de estar dos años alejado de la competición. El que fuera campeón junior en 1997 regresa al profesionalismo con la esperanza de agarrarse a la última oportunidad, un reto ilusionante para el napolitano en un fichaje que Savio determinó como “romántico”. Y es que Savio es un experto en relanzar carreras que estaban en declive o conceder segundas oportunidades, faceta que este año con los fichajes realizados estará más presente que nunca.

Gianni Savio Rujano Androni

De momento corren con la tranquilidad de tener la presencia asegurada en la próxima edición del Giro de Italia merced a la victoria en el Campeonato Italiano de 2010, por lo que estar exentos de la presión por conseguir resultados de cara a la obtención de una plaza juega en su favor.

Piezas clave.

Unos recién llegados como Rujano y Sella serán las estrellas del Androni-Giocattoli que tendrán en la clasificación general del Giro de Italia su objetivo de la temporada con un recorrido que viene como anillo al dedo para los escaladores con múltiples jornadas montañosas.

Francesco Ginanni, Ángel Vicioso y Jackson Rodríguez lucharán en las semiclásicas italianas, donde de nuevo el equipo buscará el éxito por escuadras de 2010. En los sprints, Roberto Ferrari llega con tres victorias y otros tantos segundos puestos en 2011 para sustituir a Alberto Loddo y con el objetivo de crecer y consolidarse como velocista.

La posible explosión de…Franceso Ginanni.

Con una temporada de retraso, 2011 debe ser la temporada en la que el de Pistoia termine explotando toda la clase que atesora. Desde su debut en profesionales en 2008 donde ya consiguió tres victorias, confirmó su buen hacer en la temporada siguiente con tres victorias de nuevo, confiando que en 2010 daría el salto de calidad que parecía estar sus piernas. Pero no fue así, una discreta temporada que se cerró con un único triunfo en el Trofeo Laigueglia frenó su progresión.

¿Hasta dónde podría llegar el Androni Giocattoli?

En palabras de Savio el equipo como bloque es superior al de la temporada pasada, por lo que el objetivo al que apuntan es conseguir los registros marcados en 2010. Para ello, dependerán del rendimiento que haga la pareja formada por Rujano y Sella que tendrán que conseguir entre ambos los resultados que atesoró Michele Scarponi. Difícil cuanto menos.

El Giro y el calendario de pruebas italianas serán el objetivo de un equipo que cuenta con numerosas posibilidades de éxito, pero sus resultados dependerán del buen hacer de sus estrellas.

BMC Racing Team: haciéndose fuertes en los adoquines

Tras un año de asentamiento en el pelotón, el BMC encara la temporada 2011 con optimismo y con metas más importantes de cara a hacerse un equipo fuerte dentro del pelotón internacional. Para ello el objetivo primordial, el cual han conseguido, era conseguir entrar dentro de los 18 equipos ProTour para la nueva temporada. Así pues, tras un 2010 aceptable, el BMC ha dado un salto de calidad, especialmente en la especialidad en la que están centrándose más, el pavé.  Para ello ha fichado a especialistas en esta disciplina como Greg Van Avermaet -además de ser un sprinter que pasa bien la media montaña- o Manuel Quinziato, que deja Liquigas para enrolarse en un equipo más acorde a sus características. Para ayudar a Evans en la montaña, han fichado a dos corredores de segunda fila, que no destacan especialmente pero que pueden desempeñar bien esa labor, Amael Moinard y Johann Tschopp. Por último, quizás el fichaje más sonado de la campaña ha sido el del americano Taylor Phinney, corredor que ha deslumbrado a todo el mundo dentro del circuito sub-23 y que dará mucho que hablar.

Piezas clave

De nuevo el corredor sobre el que están centradas todas las miradas es el ya ex-campeón del mundo Cadel Evans. El australiano tendrá que tomar las riendas del equipo en las grandes vueltas para darle presencia a la escuadra suiza. Si está al nivel del Giro del año pasado, sin duda que nos dará horas de espectáculo, aunque 33 años quizás sean ya demasiado para exigirle que esté con los mejores. En cualquier caso, Cadel es capaz de lo mejor y de lo peor, por lo que no habrá que perderle de vista.

El equipo no cuenta con otros corredores de relumbrón que puedan acompañar a Evans en la montaña, ya que los outsiders del equipo están especializados en el pavé. Un ya decadente Alessandro Ballan que no hizo un buen 2010 será uno de los principales encargados de darle notoriedad al equipo en los adoquines. Junto a él, George Hincapie o Marcus Burghardt. Ellos serán los encargados de llevar al equipo a lo más alto en la primavera de 2011.

La posible explosión de… Taylor Phinney

El joven corredor americano ganador de la prueba de contrarreloj en el Mundial de Geelong ha sido el fichaje más sonado de la pretemporada. Y como para no serlo. Un chaval que igual te puede conseguir un triunfo en la contrarreloj del mundial sub-23 como ganar la París-Roubaix sub-23. Es por esto que tanto se rumoreó con su fichaje. Aunque en un principio pareciera que lo tenía hecho con el RadioShack, la no seguridad de tener un patrocinador para 2012 hizo que Phinney se decantara por el BMC, un equipo que le ayudará a progresar en las piedras. Puede empezar a ganar en el año de su debut. Ya ha conseguido cosas muy importantes, por lo que se espera todo de él.

¿Hasta dónde podría llegar el BMC?

El equipo está hecho para dominar las pruebas de pavé, aunque siempre sujeto a lo que Cancellara decida hacer, pero sin duda son el equipo con más ciclistas de calidad en esta especialidad junto con el Garmin-Cervelo, que con la fusión han quedado muy reforzados. Es por esto que se tienen las expectativas muy altas en cuanto a sus resultados en los adoquines. Ballan, Burghardt, Hincapie, Van Avermaet, Quinziato o Phinney deben dejarse ver y conseguir alguna victoria en este tipo de pruebas. En las grandes vueltas, depende del rendimiento y del estado físico de Evans, pero no parece que vayan a tener mucha presencia en estas pruebas.

El éxito en la continuidad de Caja Rural (II)

A finales de 2009 el conjunto Caja Rural, auspiciado por Floren Esquisabel y Juanma Hernández, decidió dar un paso adelante en su proyecto y formar parte del profesionalismo, sin dejar de cuidar lo que ha sido Caja Rural desde principios de los 90; un equipo de base, de cantera. Afrontaron la temporada que acaba de finalizar hace escasas semanas con una ilusión por crecer patente, fichando a corredores jóvenes, con margen de progresión y muchas ganas de hacerse un nombre en el ciclismo profesional como José Herrada, Oleg Chuzdha, Michal Kiwatkowski, Fabricio Ferrari, Gari Bravo, Higinio Fernández o Joaquín Sobrino (fichado a mitad de temporada). Disfrutando de la categoría Continental, consiguieron firmar en la salida de pruebas como Vuelta a Castilla y León, Vuelta a Portugal, Vuelta a Murcia, Vuelta a Asturias, Klasika Primavera, Prueba Villafranca, Subida al Naranco, GP Llodio, Getxo, GP Miguel Indurain o Cinturó de L´Empordá, amén de otras carreras fuera de la península, como el Tour de Normandie. El año 2011 será aún más exigente para los navarros. El equipo ha sido aceptado por la UCI en la categoría Profesional Continental, al nivel de equipos como el Geox-TMC de Matxín, el Androni Giocatoli, el Europcar de Voeckler o la Française des Jeux; más serán las pruebas a las que tengan que acudir y más serán los corredores que tengan que formar parte de la estructura.

Tras una primera parte de la temporada de adaptación a un nuevo nivel como era la categoría Continental, la segunda parte de este 2010 terminó por dar a los navarros 5 victorias que dejan al equipo con un muy buen sabor de boca tras su primer año en el profesionalismo después de 20 años alejado éste. Las victorias de Arturo Mora en la Vuelta a León, Oleg Chuzda y José Herrada en la Vuelta a Portugal, además de los triunfos del conquense en un parcial y la general del Cinturó de L´Empordá (además de haber rozado la victoria en el Circuito Montañés o en el Tour de Normandie) dejan al Caja Rural con 5 victorias en el primer año de esta nueva aventura.

Caja Rural equipo

La base del proyecto, el equipo amateur, ha seguido dando nombre a Caja Rural en carreras de menor calado, pero que siempre apuntan a los grandes corredores del mañana. Caja Rural es un proyecto de base, y el éxito de la estructura está en la calidad de los jóvenes que siempre han salido del equipo amateur, como Txente García Acosta, Alberto Losada, Juanjo Oroz o Egoi Martínez, y que siguen saliendo, como lo harán para 2011 Jesús Herrada (que pasa al Team Movistar), Victor de la Parte, Viktor Ryabkin e Igor Romero (que tendrán un hueco en el Caja Rural Pro Conti). El año del equipo amateur también ha sido exitoso, siendo los que han pasado al equipo profesional, Romero (5 – con el Trofeo Guerrita), Ryabkin (4) y Victor de la Parte (6 – con la Vuelta ciclista a Navarra y una etapa en el Circuito Montañés), además de Yelko Gómez, Pablo Torres (ambos con 3) y Jesús Herrada (5 – con victorias de calidad ante grandes corredores del amateurismo vasco como Pardo o Bilbao), los que más triunfos han dado al equipo dirigido por Alejandro Hernández.

Con una plantilla formada por 19 corredores tras renovaciones, subidas del amateur y los buenos fichajes de Javier Moreno (Andalucía Cajasur), Julián Sánchez Pimienta y Diego Milán (ya era hora de que alguien se acordara del de Almansa), Caja Rural tiene como objetivo seguir creciendo y poder optar a correr su primera grande; la Vuelta a España. Con un equipo con estos tres corredores, más Chuzda, Sobrino o el mayor de los Herrada, los navarros pueden dar mucha guerra en una vuelta de 3 semanas a la que acudirían con la mayor de las ilusiones. Bien haría Unipublic apuntando bien arriba a Caja Rural para recibir una de las invitaciones que pueden repartir entre el resto de los equipos que quieran ir a la carrera, que saldrá una semana antes de lo habitual y en Benidorm. Sería una de las mejores noticias para que el proyecto siga caminando, con pasos firmes y mirando al frente sin fecha de caducidad que les amenace. Por lo pronto, ya tienen nuevas pruebas por etapas importantes en su calendario, como la Vuelta a Andalucía en febrero.

2011 se ha convertido así en otra de las muestras de que el éxito de Caja Rural está en su continuidad. En la continuidad de su equipo amateur como base de un equipo que ahora se confirma en el profesionalismo, y que espera que la próxima temporada lo que llegue sea una respuesta positiva por parte de organizadores de carreras más importantes. Y no sería una buena noticia sólo para el proyecto afincado en Alsasua. También lo sería para los aficionados, muy ilusionados con el equipo y su manera de ver las cosas (como aquello que existía con Kaiku) y, por extensión, para un ciclismo, como el español, que precisamente no está sobrado de equipos de nivel y con la ilusión de crecer y dar oportunidades a los más jóvenes.

Javier Cepedano

Katusha; lo que Quim te da, Pippo te lo quita

Cuando acabó el 2009, las carreras de la primavera ciclista y la temporada en general de Filippo Pozzato, presagiaban un definitivo cambio de rumbo y actitud en el super clase italiano. Nada más lejos de la realidad. Este año mala temporada y así lo contamos en Cobbles & Hills; para nosotros ha sido la gran decepción del año, sin haber obtenido ningún resultado decente en la primavera ni en otro momento de la temporada (sólo cuenta con una victoria en todo el año, la que consiguió en la 12ª etapa del Giro). Eso ha hecho que Katusha tenga mucha menos presencia de calidad durante el año. Si tienes un talento, siempre esperas que te responda en su justa medida. Con Pippo en este 2010 no ha sido así.

Sin embargo, sí lo fue con Quim Rodríguez. Purito dejaba Caisse d´Epargne sediento de liderazgo y cansado quizás de ser un gregario de lujo para Alejandro Valverde, buscando en Katusha libertad de movimientos y de calendario. La primeravera que hizo el catalán le bastó a Katusha para cumplir con la primera parte del calendario. Victoria en la general de la Volta, GP Miguel Indurain, etapa en la Itzulia y 2º en el Muro de Huy tras Cadel Evans. Los meses de marzo y abril acabaron con buena nota para Purito, que comenzaba a justificar la confianza que los rusos habían puesto en él. Kolobnev también dio buena muestra de la primavera, aunque evidenció su falta de instinto a la hora de pelear por carreras de renombre donde no acabó por mojar (LBL 2º, etapa en París-Niza 4º, GP Miguel Indurain 4º y en una etapa de la Itzulia 5º). Antes de todo esto, Ignatiev y McEwen habían conseguido los primeros triunfos del año para Katusha en la Challenge de Mallorca y Tirreno-Adriatico respectivamente.

Joaquim Purito Rodríguez Tour

La segunda parte del calendario también terminó con resultados positivos para los de Tchmil. A la victoria de Pippo en el Giro, se sumó la de un irregular Petrov en la etapa de la multitudinaria fuga de L´Aquila y una 14ª plaza de Vladimir Karpets (que venía de dejarse ver en Romandía) en la general, siendo el mejor de los rusos en esta faceta. Los campeonatos nacionales dieron éxitos a sus corredores (Piluschin ganó el moldavo, Kolobnev el de ruta ruso y Gusev el de crono) y el Tour de Francia tuvo, para Quim exclusivamente, otros buenos resultados que le dejaban como el máximo estandarte de la escuadra rusa en la Grande Bouclé. Su victoria en Mendé y el 8º puesto en la general final dejaron un gusto dulce al catalán en su primer Tour de Francia. La nota amarga del año para Katusha llegó en estas fechas, cuando Kim Kirchen tuvo que ser inducido en coma tras unos dolores cardíacos que le afectaron mientras se corría el Tour de Suiza.

Agosto llegó con victorias de McEwen en el Eneco Tour y de Botcharov en el Tour de Limousin, así como la CRE de la Vuelta a Burgos, que dejó a Caruso como líder de la carrera hasta la etapa decisiva en la subida a las Lagunas de Neila, donde Samuel Sánchez le quitó el maillot morado de líder. La Vuelta a España, y el final de temporada, volvió a dejar en evidencia a Pozzato, que sólo estuvo cerca de conseguir un triunfo en la etapa con final en Toledo. Todo lo contrario representó la vuelta española para Quim Rodríguez, que se llevó un bonito triunfo en Peña Cabarga, además del liderato que disfrutó en dos fases de la carrera. Al final, la crono de Peñafiel le dejó sin opciones de podium, pero estos resultados y un 4º puesto en la general final dejaron a Purito, y a un Katusha muy implicado en carrera con Caruso, Kolobnev y Karpets, con una muy buena calificación final con 5 victorias en todo el año, mucha presencia en carrera y muchos meses a muy buen nivel.

Joaquim Rodríguez Purito Vuelta España

Para el año que viene llegan corredores de calidad que trabajaran para el equipo como Losada, Moreno, Kuchynski, Hoste o Trofimov, ya que los rusos mantendrán su bloque (todos corredores en plenitud) con Quim, Pozzato y Kolobnev, perdiendo a corredores con nombre, pero dando la oportunidad a jóvenes, rusos la mayoría, que tendrán que dar un paso adelante como Galymzianov (unos 20 Top10 en el año y con la responsabilidad en 2011 de cubrir las bajas de Napolitano o McEwen en las llegadas masivas), Ovechkin o el más prometedor, Egor Silin. 2011 será así una temporada continuista en su bloque y de oportunidad para las jóvenes promesas rusas que Tchmil está cuidando y que seguramente den más alegrías en un futuro próximo.

Javier Cepedano