Archivo mensual: septiembre 2010

Un día para olvidar

Eran muchas las personas que amanecían antes de la hora con la intención de seguir la prueba contrarreloj de los Mundiales de Ciclismo que se están disputando en Australia, pero una noticia consumada en la madruga eclipsó totalmente el deporte en sí, dando paso a todo tipo de cábala. Esa noticia no es otra que el positivo de Alberto Contador detectado el pasado 21 de Julio durante la disputa del que fue su tercera victoria en la ronda gala, concretamente en el día de descanso. Ese positivo o más bien “falso positivo” debido a que no alcanza los límites para considerarlo como tal, dio la vuelta al mundo colocando al ciclismo como noticia de portada en tabloides y noticiarios.

Tristemente el deporte del pueblo por excelencia saltaba a la palestra con su peor cara, esa cara que muchos están esperando encontrar para soltar toda clase de bilis y aprovechar la situación para tener carnaza que descuartizar.

contador

Una vez confirmada la rueda de prensa del campeón de Pinto para explicar la situación real y después de escuchar al todavía corredor del Astaná, se instauró una cierta tranquilidad. Las palabras de Alberto fueron claras y concisas. “Con la verdad por delante se puede hablar claro. Esto es un auténtico error. Es triste que un deporte como este se vea envuelto en un escándalo de este tipo porque así el deporte nunca podrá ir a mejor“.

Dejando el tema de Contador a un lado, la mañana continuaba su camino cuando de nuevo otra mala noticia salió a escena. Dos corredores del Xacobeo Galicia, Ezequiel Mosquera y David García Dapena dieron positivo en un control durante la pasada Vuelta a España, donde el primero de ellos acabó segundo en la general obteniendo la victoria en La Bola del Mundo. Si el equipo estaba en agonía, esta noticia puede acabar prácticamente con su vida.

No entraré a realizar juicios de valor, puesto que una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Tan sólo diré que las malas noticias pasan por delante de las buenas. Cancellara entraba en la historia al convertirse en el primer ciclista en lograr cuatro triunfos mundiales contra el reloj. Eso poco importa, resulta más confortable remarcar la cara amarga y oscura de nuestro deporte.

En pocos días volverá a salir el tema a la luz, tan pronto como salgan a la luz el resultado del contraanálisis de los ciclistas del Xacobeo y la UCI tome una decisión en el caso de Alberto Contador. Solamente espero que sea un momento propicio para ello, por que de nuevo, los casos de dopaje aparecen poco antes de una gran cita ciclista.

Sigamos disfrutando del ciclismo como hasta ahora, pero para ello quizá sea mejor no hacer distinción entre banderas y colores, entre unos nombres y otros.

Miguel Hermosilla

Degenkolb y Matthews, favoritos en una carrera imprevisible

Como cada año, la carrera en ruta de los sub23 es una auténtica incógnita. Es el gran encanto de esta carrera. Los chavales son los primeros en competir en el circuito, que es analizado durante el año por las distintas selecciones pero no se puede evaluar en su justa medida hasta que no se compite en él. Las selecciones tienen menos ciclistas que en la prueba élite y la distancia a recorrer es mucho más corta, lo que convierte la carrera en una locura de ataques y contrataques prácticamente desde el inicio. Así, es muy complicado hacer pronósticos. Por muy bueno y muy fuerte que sea un ciclista, no tiene ninguna garantía no tan solo de victoria, sino siquiera de estar luchando por ella en las últimas vueltas. El favoritismo no es el mejor aliado para una carrera de este tipo. Lo hemos visto en los últimos años con desenlaces distintos y sorprendentes. Quizá exceptuando la exhibición de pura fuerza de Romain Sicard el año pasado en el durísimo circuito de Mendrisio, las últimas cinco ediciones recuerdan desenlaces más o menos sorprendentes. Una larga escapada de Dmytro Grabovskyy en un circuito apto para velocistas como fue Madrid, la victoria de un sprinter como Ciolek en un grupo de seis ciclistas en Salzburgo, Peter Velits ganando en un pelotón de 50 en el uphill finish del  exigente circuito de Stuttgart o el ataque sorpresa en el llano final de un escalador como Duarte en el grupito de segundas espadas que se formó en Varese.

El circuito de este año tiene su dificultad pero no pondrá casi automáticamente a cada uno en su sitio como terminó por hacer el del año pasado, así que el abanico de posibles ganadores vuelve a estar muy abierto. Aun así, hay jerarquías. Los dos nombres que más suenan para el título son los de John Degenkolb y Michael Matthews. Ambos tienen el perfil ideal para un circuito como el de este año, son muy potentes, muy rápidos llegando en grupo y tienen la suficiente dosis de explosividad y capacidad escaladora para superar los muros con los mejores. Ya hablamos de ambos tras el Tour del Porvenir, así que no necesitan presentación. Ambos son los jefes de filas claros de sus selecciones, que cuentan con varios rodadores de postín para ayudarles, aunque su táctica puede ser diferente. Los australianos corren en casa y probablemente serán bastante más activos en carrera, y cuentan con algunos ciclistas como Joe Lewis o Tim Roe (duda por la caída que le obligó a abandonar el Tour del Porvenir) que podrían jugar sus bazas en escapadas desde lejos.

John Degenkolb cycling ciclismo Alemania

John Degenkolb, uno de los favoritos en la prueba

Abriendo un poco más el abanico, aparecen otras selecciones interesantes como Francia, Italia, Holanda, Eslovenia, Estados Unidos o la propia España. Los franceses, brillantes los últimos años en la categoría, tienen un bloque de mucha calidad que si corre unido puede ser peligrosísimo. El corredor del Cofidis Tony Gallopin, que viene de correr la Vuelta a España, parece el jefe de filas. Es rápido, potente y viene de correr en el nivel superior, lo que probablemente da un punto extra ante la competencia. Pero hombres como Hardy o Le Bon también son galgos de primer nivel en un circuito de estas características, y además pueden guardar para una hipotética aunque improbable llegada masiva la carta de Demaré, sprinter de primer año.

Por parte italiana, selección siempre muy competitiva, el capo debería ser Enrico Battaglin, el típico passista italiano ideal para este tipo de carreras. El próximo ciclista de la Colnago de Reverberi tiene como carta de presentación sus victorias en el prestigioso Giro de las Regiones y en los Grandes Premios de San Giuseppe y Capodarco. A su lado, un equipo lleno de buenos ciclistas todos con cierta punta de velocidad capaces de pescar en río revuelto como Colbrelli (otro futuro Colnago), Agostini, Graziato o Leonardi.

En Holanda sobresalen tres nombres. Primero el de Tom Jelte Slagter, escalador brillante que ha hecho una gran temporada en el filial del Rabobank y pasará al primer equipo la temporada que viene. Su problema es que debería llegar a meta solo para ser campeón del mundo, lo cual es muy complicado. Luego el de Coen Vermeltfoort, a quién se ajusta mucho mejor el circuito, es potente, buen rodador y muy rápido. Pero no parece llegar en buen momento, no ha brillado desde mayo, cuando fue segundo en el Olympia’s Tour. Finalmente, está Boy Van Poppel, el hijo del mítico sprinter del PDM que parece haber heredado los genes de su padre, pero para quién el circuito seguramente sea demasiado duro.

Los eslovenos tienen un gran equipo pero parecen estar en horas bajas. Su mejor hombre, Marko Kump, a quién el circuito debería irle como anillo al dedo, está lejos del gran momento que vivió en primavera. Tampoco Tratnik, ciclista muy parecido pero más joven está en su mejor momento, mientras que Furdi, más escalador, sí parece más en forma, pero no tiene su mejor escenario. Aun así, si corren bien como bloque pueden tener opciones.

Los americanos sí llegan en gran momento, aunque quizá les falte un killer. Phinney lo es, pero ¿Podrá pasar los repechos con los mejores? Talansky es un gran escalador que viene a tope tras ser segundo en el Porvenir, pero el circuito es demasiado blando para él. Luego está el nuevo portador del maillot de las barras y estrellas, Ben King, autor de una gran escapada hacia su título de campeón nacional absoluto, pero ése es otro escenario complicado. Tienen varias bazas a jugar y eso siempre es positivo, pero parece dificil que alguna de ellas sea una carta ganadora.

España solo tiene a cuatro ciclistas, pero todos de gran calidad. Por sus declaraciones parece que el líder es el sprinter del Andalucía Juan José Lobato, que además de ser muy rápido también tiene cierta capacidad para pasar la montaña. Pero si la carrera se rompe posiblemente tenga más opciones Jesús Herrada, en gran momento de forma como ya ha demostrado en la contrarreloj. El equipo lo completan dos escaladores puros como Mikel Landa e Higinio Fernández, que son muy buenos ciclistas pero lo tienen casi imposible en ese circuito. Ante la imposibilidad de trabajar como bloque por el escaso número de componentes, deberán estar en las fugas y tratar de jugar sus bazas con inteligencia en las últimas vueltas.

Jesús Herrada Caja Rural

Una de las opciones del ciclismo español, Jesús Herrada

Caso aparte como ya sabemos es el de los colombianos, que serán con toda probabilidad los grandes dinamitadores de la carrera como los dos años anteriores. El problema es que este año tienen un circuito menos propicio para ello y sorpresas como la de Duarte en Varese son muy difíciles, sobretodo porque ya tienen un nombre y seguro que estarán muy vigilados. Como tienen dónde elegir, han traído al bloque del Girobio y se han dejado en casa al del Porvenir. Así, Betancour (plata el año pasado) y Beltrán, serán ruedas a seguir en los repechos, sin olvidar a un Arredondo que también ha hecho una buena temporada.

Finalmente, y aunque no cuenten con grandes equipos a su alrededor, no se puede descartar la aparición de solistas que tengan sus opciones. Hombres de mucha calidad como el argentino Daniel Díaz, temporadón en el pelotón amateur español con Baqué y fichado ya por Geox, el sprinter austríaco del NetApp Daniel Schorn, que viene de hacerlo bien en la Vuelta a Eslovaquia, el belga Yannick Eijssen, otro escalador del que ya hablamos que tendrá que intentar llegar en solitario, el potente canadiense Boivin, el lituano Navardauskas, brillante en la primera parte de la temporada o el venezolano Monsalve, escalador que ya ha reclutado Gianni Savio, entre otros, pueden dar que hablar en el transcurso de una carrera que como siempre será apasionante.

Jordi Martínez

Cancellara gana y entra en la historia

Por primera vez desde que empezase la disputa del Mundial de Ciclismo, éste viajaba al hemisferio sur. A las 5 de la mañana hora peninsular tomaba la salida el primer corredor, James Weekes, de Saint Kitts & Nevis, en un primer grupo de corredores entre los que se encontraba el cántabro José Iván Gutiérrez, quien se colocaría en primera posición al acabar todos los integrantes de dicho grupo en el que como nombres importantes figuraba también el del eslovaco Martin Veltis. El segundo grupo era abierto por Reginald Douglas, también de Saint Kitts & Nevis y cerrado por un Sylvain Chavanel que ha acabado extremadamente lejos de los mejores de la prueba. Entre uno y otro, corredores como Gusev, Fofonov o Grivko no pudieron hacerse con el mejor tiempo, pues el ciclista polaco del equipo Liquigas Maciej Bodnar marcó el mejor tiempo hasta ese momento.

Se abría el tercero de los grupos, y los nombres ya empezaban a ser de un peso relevante, por lo que muchos han sido los que han cambiado las habituales noticias matinales por el Mundial, mientras que otros han perdido alguna hora de sueño para poder ver la prueba. Van Garderen y Peter Velits, procedentes de la Vuelta, llegaban como outsiders a las medallas, y han acabado marcándose una crono desastrosa, mientras que Luis León Sánchez y Michael Rogers han iniciado una lucha por marcar el mejor tiempo que ha durado hasta la misma linea de meta, en que el australiano ha hecho buenos los tiempos parciales en que iba por delante que el de Mula.

Y por fin, a las ocho de la mañana, salían los grandes favoritos. Tuft y Brajkovic decepcionando, mientras que Grabsch, Larsson, Moerenhout y Zabriskie algo por debajo de sus posibilidades no pudieron poner en jaque a los que han acabdo luchando por las medallas. El primero de ellos, David Millar había llegado a Geelong sin hacer demasiado ruido, tras una Vuelta bastante discreta, pero comenzó el mejor tiempo en el primer paso intermedio. A partir de entonces iría perdiendo tiempo progresivamente con Cancellara, quién comenzó regulando durante la primera vuelta en vista de los muros que debían afrontar los corredores por hasta cuatro veces, hasta conseguir una segunda posición que ha visto peligrar por el excelente final de Tony Martin. Y es que el alemán, pese a sufrir un pinchazo que le ha hecho despedirse de las pocas opciones que tenía de conseguir el oro, ha acabado haciendo una segunda parte extraordinaria que le ha hecho acabar a escasos 9” de Millar y que le ha permitido superar el tiempo de Richie Porte. El australiano ha hecho una crono muy seria, demostrando que es un gran corredor de la especialidad,  muy constante durante los 45,8km de los que constaba la prueba; durante muchos minutos, de hecho, se ha visto en el podio, y más con el pinchazo de Martin, pero al final la teórica superioridad del alemán ha quedado plasmada, relegando al de Tasmania a una excelente cuarta plaza.

foto: Graham Watson - biciciclismo.com

Por encima de todos, y no siendo ya noticia, ha estado Fabian Cancellara, que aunque no ha dado la exhibición del año pasado en Mendrisio, superó a sus rivales con una autoridad aplastante, gestionando muy bien los repechos moviendo muy poco desarrollo, guardando fuerzas para los sectores de descenso y llanos, en que la Locomotora de Berna ha vuelto a demostrar que es casi invencible. Acabó la prueba con más de un minuto de diferencia sobre David Millar, pasando a la historia por ser el primer ciclista en carretera en ganar cuatro Mundiales, esta vez en contrarreloj, y conviertiéndose, paso a paso, en uno de los mejores especialistas de la historia.

El domingo afrontará la prueba de fuego definitiva, la ruta, donde podrá dar fin a un año donde los resultados le vuelven a levantar como uno de los mejores corredores del año gracias a sus victorias en Flandes, Roubaix y los parciales contra el crono del Tour.

foto: Graham Watson - biciciclismo.com

Xavier Andrés

Favoritos para el Mundial contrareloj -Melbourne 2010-

Fabian Cancellara (Suiza)

El actual campeón corre contra él mismo. Es cierto que la progresión de Columbia’s como Peter Velits y Tony Martin es rápida y constante, y que incluso le han mojado la oreja en la Vuelta y en Suiza, pero pese a ello, el campeón suizo, en plenitud de condiciones físicas, es el rival a batir, aunque conociendo cómo se mueve por sensaciones y las dudas que ha tenido respecto a este Mundial podría hacer saltar la sorpresa. Durante la presente temporada sus resultados en la especialidad no han sido tan buenos como los que nos tenía acostumbrados, ya que sólo ha podido imponerse en los prólogos del Tour y de Suiza y en la última crono del Tour.

Ante él se presenta la posibilidad de ser el primer ciclista de la historia en ganar más de tres Mundiales en alguna de las especialidades de ciclismo en carretera.

foto: dailymail.co.uk

Tony Martin (Alemania)

El ciclista alemán ha sido uno de los pocos, quizás el único corredor que ha sido capaz de acercarse a Cancellera en una contrarreloj cuando éste está en plena forma – e incluso batirle en Suiza-. Tras su buena prestación en la contrarreloj del Tour de Suisse, Tony Martin se quedó con la miel en los labios en todas las contrarrelojes disputadas en el pasado Tour de Francia viéndose batido por el suizo en todas ellas. A pesar del posible regusto amargo que puede dejar tanto segundo puesto, y su fracaso en la general, por edad y progresión mostrada, el ciclista del HTC-Columbia puede estar más que satisfecho con sus resultados en esta especialidad. Sus últimas victorias, en la general y en la contrarreloj, fueron en Eneco Tour, ahora llega al campeonato del mundo con cierta incertidumbre en cuanto a su estado de forma, a la estela de Cancellara, dispuesto a dar la campanada.

Richie Porte (Australia)

El de la Isla de Tasmania será una de las atracciones de la prueba, aunque en su palmarés la única victoria en una prueba contrarreloj es la conseguida en el Tour de Romandía, y sólo en una crono tan caótica como aquella podría tener opciones, apareciendo sin que nadie le esperase recuperando muchísimo tiempo sobre sus rivales en la segunda parte del recorrido, el problema es que considerando quienes son en esta ocasión sus oponentes se presenta como una opción muy complicada.

Michael Rogers (Australia)

El contrarrelojista del HTC-Columbia corre en casa, tres veces campeón del mundo en contrarreloj, la última de ellas en 2005, en su último año en QuickStep. Tras su paso por el conjunto de Lefevere, Michael Rogers firmó por el conjunto T-Mobile, ahora HTC-Columbia, y empezó a centrarse en mejorar sus prestaciones como escalador buscando ser un hombre fiable como puestómano en las grandes vueltas. Este último año, tras ganar la general de Andalucía y California y fracasar en el Tour, Rogers parece haber abandonado la idea de destacar en las Grandes Vueltas. Mick Rogers, muy motivado, asegura estar en la misma forma que en los años que resulto vencedor y se ve capaz de ganar a cualquiera.

El ciclista australiano ya ha anunciado que el próximo año no formará parte del conjunto Columbia, su cuarto campeonato sería un maravilloso cierre de ciclo y una inmejorable manera de llegar a un nuevo equipo, portando el maillot arco-iris en su especialidad.

foto: grahamwatson.com

Luis León Sánchez (España)

La capacidad para el ciclista de Mula en la crono están contrastadas, y así lo demuestra el jersey de campeón de España que viste desde finales de Junio, pero sigue sin dar el paso definitivo para poder coniderarlo como uno de los monstruos de la disciplina, ya que según parece ha decidido centrar sus efuerzos en mejorar sus prestaciones como vueltómano o cazaetapas antes que como croner. Si a ello se le suma que no tenía pensado correr la crono, y que aceptó inscribirse por petición del seleccionador José Luis de Santos tras haber renunciado algunos días antes, parece ser que el murciano aceptaría de buen gusto un puesto de honor.

Marco Pinotti (Italia)

El italiano, con su particular colección de maillots en el campeonato nacional contrarreloj, que ha ganado hasta cinco veces, llega al campeonato del mundo en busca de medalla. Quizás, a sus 34 años de edad, nunca se ha mostrado como el hombre a batir pero tiene victorias de prestigio en la especialidad como la sumada el pasado año en el Giro de Italia. Además, el corredor del conjunto HTC-Columbia acabó la temporada pasado logrando la quinta plaza en Mendrisio, su mejor resultado en un campeonato del mundo contrarreloj. Si la experiencia es un grado, el italiano tiene mucho ganado.

Gustav Larsson (Suecia)

El ciclista sueco deslumbro a todos en la contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Pekin con su particular estilo atrancado, más visto en el pasado que hoy en día, despertando cierta melancolía entre los amantes de la especialidad. Ganador este año del campeonato nacional en contrarreloj en Suecia y segundo el pasado año en Mendrisio, el ciclista del conjunto Saxo Bank es uno de los firmes candidatos a la victoria. A sus treinta años de edad, sus victorias más destacadas son las conseguidas en el campeonato de Suecia en contrarreloj, en tres ocasiones, y la victoria de etapa en el Giro de Italia de este año. En el circuito australiano, el sueco vuelve a tener la oportunidad de demostrar que el jet-lag, si le afecta, lo hace positivamente, si, aún así, será capaz de batir a su compañero de equipo, Cancellara, parece difícil.

Florencia organizará el Mundial de 2013

Florencia ha sido designada como sede del Mundial de Ciclismo para el año 2013. Cuarto año desde 1999 en el que Italia acogerá una de las citas más importantes, si no la que más, del calendario ciclista internacional. Florencia vende como ciudad histórica, con un centro urbano declarado Patrimonio de la Humanidad, por su entorno (capital de la Toscana) y por su tradición ciclista (de allí han salido grandes corredores del ciclismo italiano como Bartali, Cipollini, Bitossi, Cassagrande, Bettini, Bennati, nacido en Arezzo, o el malogrado Franco Ballerini),  y por ello está indicada como una sede perfecta para albergar una cita que dentro del mundo ciclista es anhelo de ciudades con mucha tradición, como la ciudad toscana, y por tantas otras que buscan hacerse un hueco publicitario durante un tiempo en el panorama internacional de las dos ruedas, como buscaban la ciudad bierzal o la candidatura belga de Hooglede-Gits. Eso buscaba Ponferrada presentando al final un circuito, aunque sin el tan mencionado Lombillo, bastante exigente, pero quedándose hoy mismo a las puertas de albergar un Mundial que hubiera dado a El Bierzo mucha repercusión para la región y para España.

Hooglede-Gits y Génova, además de Ponferrada, eran las otras candidatas par albergar el evento en 2013, que tendrá en las ciudades de Copenhague y Valkenburg (que repetirá el Mundial del 98 ganado por Oscar Camenzind) las sedes para 2011 y 2012, respectivamente. En los últimos años el dominio de la azzurra (4 oros en esta década) en los mundiales ha encontrado su extensión en la organización de otro mundial más, a sumar a los de Verona 99 y 2004 -ambos ganados por Oscar Freire- y Varese 2008 -ganado por Alessandro Ballan-. Mundiales que han pesado mucho por su calidad organizativa y éxito general para dar la oportunidad a otra ciudad transalpina, esta vez de la Toscana, y que por historia y tradición a buen seguro regalarán otra bonita edición en 2013.

Sin derecho a sentirse decepcionados porque el trabajo realizado ha sido estupendo y las rivales muy potentes, Ponferrada podría intentarlo de nuevo en 2014. Aunque el presidente de la UCI, Pat MacQuaid, ha señalado que es su intención llevarse el Mundial otra vez fuera de Europa (en los últimos años sólo se ha visitado Hamilton, en Canadá, y ahora mismo en Melbourne-Geelong, en Australia), y eso complicaría una posible elección para la ciudad leonesa, sería una buena decisión darle continuidad a la idea de albergar otra vez un Mundial de ciclismo en España de nuevo, tras Montjuic (1974), Barcelona (1984), Benidorm (1992), San Sebastián (1997) y Madrid (2005).

Al final el sueño de 2013 se apagó en favor de la capital de la Toscana, que tendrá la oportunidad de merecer el entorno en el que se encuentra y la historia que disfruta con la organización de la cita ciclista más importante del año.

Ponferrada mundial logo

Logo con el que concurría Ponferrada a la candidatura

Favoritos al Mundial crono sub 23 -Melbourne-

Hacer pronósticos para la contrarreloj del Campeonato del Mundo sub23, que tendrá lugar en la madrugada de hoy a mañana, miércoles, siempre es complicado. Prácticamente todas las carreras de la categoría optan por obviar la especialidad o apuestan por cronometradas de muy pocos kilómetros, así que suele ser difícil saber quienes son los mejores en una distancia superior como la del Mundial. Pero siempre hay algunos indicios.

Jack Bobridge Mendrisio

Jack Bobridge, ganador el año pasado

Este año el abanico de candidatos a medalla parece bastante abierto, aunque los máximos favoritos son anglosajones, ya muy asentados en la élite mundial. Por encima de todos sobresale Taylor Phinney, recientemente proclamado campeón nacional batiendo ni más ni menos que a Levi Leipheimer. Además, el nuevo fichaje de BMC también ha ganado el prólogo del Tour del Porvenir y las dos contrarrelojes del Olympia’s Tour, una hoja de resultados dificilmente mejorable que le convierte en el candidato número uno a enfundarse el maillot arco iris. Flanqueándole en este hipotético e imaginario podio previo, otros dos chavales anglosajones. El aussie Luke Durbridge está en su primer año en la categoría pero es otro de los máximos favoritos por competir en casa y sobretodo por sus magníficos resultados contrarreloj en esta parte final de temporada, ganador del Memorial Davide Fardelli en Bérgamo y tercero del Chrono Champenois. Cierra esta terna el británico Alex Dowsett, compañero de Phinney este año en el Trek-Livestrong, y campeón de Europa de la especialidad, un título siempre referente cara al Mundial. Aunque es pronto para establecer este tipo de comparaciones, Dowsett entronca con las continuas generaciones de pistards británicos brillantes en la disciplina, sucesor de grandes campeones como Boardman o Wiggins, así que habrá que tenerle muy en cuenta en el futuro.

Pero afortunadamente ahí no termina la competitividad. Los australianos tienen un equipazo, y pese a estar en un segundo escalón, no se puede descartar para hacer grandes cosas al que será megafavorito en la ruta Michael Matthews, ganador del prólogo de la Vuelta a Japón y tercero en el del Tour del Porvenir, ni al tercero en discordia (tienen tres respresentantes gracias al título de Bobridge el año pasado), su compañero este año en el Jayco-Skins Rohan Dennis, segundo y quinto en las dos contrarrelojes del Olympia’s Tour. Pese a la pujanza anglosajona, la vieja Europa también tiene cosas que decir. Empezando por el prometedor danés Rasmus Christian Quaade (¿lo conseguirá fichar Rijs para fortalecer la debilitada línea de rodadores de su renovado SaxoBank?), noveno en Mendrisio el año pasado en su primer año sub23, ha progresado muchísimo, ganando recientemente el Chrono Champenois y siendo quinto en el campeonato nacional absoluto. Tampoco hay que olvidar al portugués del Xacobeo Nelson Oliveira, sorprendente subcampeón el año pasado, algo que este año ha confirmado siendo tercero en el Campeonato de Europa y quedando entre los 10 primeros en contrarrelojes élite como las de las vueltas a Baviera y Portugal. Otros candidatos a hacer algo grande son el francés Geoffrey Soupe (lo ha fichado Madiot para FDJ), subcampeón de Europa este verano, el tremendo alemán Marcel Kittel (pasará al Skil), a las puertas de la medalla el año pasado en Mendrisio o el holandés Tom Dumoulin, ganador de la exigente contrarreloj del Girobio en Urbino este año. Finalmente, la representación española correrá a cargo del conquense del equipo amateur del Caja Rural Jesús Herrada, muy buen rodador también a nivel internacional como ya demostró siendo sexto en el Campeonato de Europa, las medallas parecen complicadas para él pero una posición entre los 10 primeros puede estar perfectamente a su alcance.

Recorrido del Mundial de Melbourne 2010

Melbourne Ciclismo Mundial AustraliaGeelong, Australia. A poco más de 70 kms de Melbourne. Separados por la Bahía de Port Phillip. Será la ciudad donde se dispute el Mundial 2010.

CIRCUITO DE GEELONG

El circuito de Geelong, pese a no parecer a priori que tenga mucha dureza, dependiendo de la velocidad a la que se ruede puede causar auténticas escabechinas. Todo dependerá de las ganas de batalla que quieran presentar las selecciones para ver que perfil de corredor se adaptará mejor al circuito. Podríamos decir, salvando las distancia, que es un circuito similar al Tour de Flandes (pero sin pavés) con sus 23 cotas totales y con un final similar a la de la etapa de Barcelona del último Tour de Francia.

La meta se encuentra prácticamente en el punto más alto de Moorabool St, así que el inicio de la vuelta será con una ligera pendiente ascendente de unos 200 metros que dará paso al descenso por donde cruzaremos un puente sobre el río Barwon antes de girar a la derecha y tomar la Barrabool Rd en el km 2. Tras 2,4 kms por los que iremos prácticamente paralelos al río Barwon, giraremos a la derecha para tomar Barwon Blvd durante 1 km hasta llegar a los pies de la primera cota del circuito.

En Challambra Crescent tendremos una ascensión de 860 m que comenzarán con rampas del 8% y que tras 520m, al pasar por Westbury Tce, llegará a tener tramos entorno al 13%-14%, con rampas finales al 17,9%. Tras coronar, giraremos a la derecha por The Ridge y de nuevo a la derecha para comenzar un rapidísimo descenso de 2,5 kms por Scenic Rd hasta cruzar un nuevo puente sobre el río Barwon que nos dejará en Queens Park Rd (km 9,2). A partir de aquí comenzará la ascensión a la 2ª cota, 440 metros con una rampa prácticamente de inicio del 16% y que se mantiene muy constante por encima del 12% hasta coronar en el inicio de la Aphrasia St.

Tras un tramo prácticamente llano por la misma Aphrasia St de 1,34kms giraremos a la izquierda por Pakington St donde comenzará el descenso hasta tomar Glentheith Av (km 13,2). Nuevo giro a la derecha para llegar a la Western Beach, la cual recorreremos prácticamente por la orilla del mar, hasta girar a la izquierda para llegar de nuevo a Moorabool St (km 15,1).

La recta de meta serán 750 metros que pican ligeramente hacia arriba. Unos primeros metros sobre el 4%, para seguir al 2% y terminar de nuevo al 4% en los últimos metros.

PRUEBA EN LINEA ELITE

La prueba en línea del presente Mundial presentará un total de 262,7 kms. Un Mundial atípico ya que se saldrá de Melbourne, recorriéndose 85 kms antes de llegar al circuito de Geelong (15,9 kms) donde habrá que dar 11 vueltas para ver quien será el nuevo Campeón del Mundo en Ruta.

Tendremos una salida neutralizada de 5,5 kms desde la Federation Square de Melbourne hasta que tomemos la autopista de Westgate. Al poco de darse el banderazo de salida habrá que ascender el Westgate Bridge en el km 2,2  con rampas del 3,5-4%. Tras esta ascensión seguiremos por una carretera favorable sin prácticamente dificultades hasta la llegada a Geelong.

PRUEBA EN LINEA SUB-23

El Mundial sub-23 se disputará integramente en el circuito de Geelong. Un total de 10 vueltas para 159 kms totales.

CONTRARRELOJ ELITE

La prueba contrarreloj elite se disputará en el circuito de Geelong, pero con un par de variaciones con respecto al circuito de la prueba en línea.

El inicio de la prueba será el mismo, hasta que lleguemos al cruce de Barrabool Rd (km 4,46), donde en lugar de girar por Barwon Blvd, lo haremos por Mount Pleasand Rd, una ascensión con un desnivel sobre el 9%, seguido de un pequeño descenso para de nuevo seguir ascendiendo con rampas de hasta el 11% de desnivel antes de girar a la derecha por Scenic Rd donde seguiremos subiendo, en esta ocasiones con rampas de hasta el 11%-12% hasta llegar a lo alto de esta cota en el km 6,6. Justo en el mismo punto donde de nuevo coincidiremos con la prueba en línea en Scenic Rd.

De nuevo, el circuito coincidirá con el de la prueba en línea hasta la llegada a Western Beach (km14) donde en lugar de busca la meta en Moorabool St seguiremos rectos por Eastern Beach (km 15,08) para encontrarnos con una parte más técnica y un par de repechos, no demasiado duros, pero donde los especialistas podrán decidir la carrera. Llegaremos a Limeburners Rd (km 17,8) para dar un pequeño rodeo en busca de la recta final de Moorabool St.

El circuito cuenta con un total de 22,8 kms que en el caso de la contrarreloj elite tendrá que realizarse en dos ocasiones, suponiendo un total de 45,6 kms.

CONTRARRELOJ SUB-23

La contrarreloj sub-23 supone un mix entre la prueba en línea elite y la prueba contrarreloj elite.

La primera parte, hasta que lleguemos a los alto de la primera cota en Scenic Rd (km 6,6) será idéntica a la prueba contrarreloj elite, mientras que a partir de ese momento. coincidirá con la prueba en línea Elite, llegando a Western Beach y girando en Moorabool St en lugar de seguir recto por Eastern Beach. Un circuito de 15,9 kms al cual tendrán que dar dos vueltas para un total de 31,8 kms.