Mismo final, distintos ingredientes

(Foto: Susi Goetze)

Ayer despedía la crónica de la primera etapa de la Vuelta al País Vasco deseando que los ciclistas mantuviesen la hiperactividad de la jornada de ayer durante toda la semana. Como era de esperar, en la segunda etapa apenas ha sucedido nada digno de recordar. Un día anodino en la Itzulia, con una escapada, un pelotón y una llegada al sprint.

Los protagonistas del día fueron Amets Txurruka (Euskaltel – Euskadi), Michael Rogers (HTC – Columbia) y Alberto Benítez (Fotoon  Servetto Fuji). Los tres se comieron casi cien kilómetros juntos, hasta que Rogers, que se había ido en solitario, fue capturado por el pelotón a unos 20 de meta. El australiano llegó lejos de los favoritos ayer, lo que le descartó por completo para la lucha por la general, pero es de justicia recordar que lleva un inicio de temporada remarcable: como mínimo, se ha dejado ver en todas las carreras en las que ha participado. No es poco para un ciclista habituado al anonimato desde hace demasiado tiempo.

Entre Saxo Bank -se sigue viendo muy activo a Andy Schleck, aunque todo apunta a que será un gregario para su hermano-, Caisse d’Epargne y Rabobank controlaron la carrera. En los últimos kilómetros lo intentaron Gerdemann, Malacarne, Marchante (y pensar que hace cuatro años ganó la carrera; qué cosas tiene este deporte) y el SkyBoy Bradley Wiggins, ya muy cerca del final. No hubo grandes obstáculos para que Valverde y Freire repitieran el duelo del lunes, esta vez en ligera pendiente y con el cántabro a rueda del líder de la carrera.

Volvió a ganar Valverde, pero esta vez sin mediación de los jueces. No se crean que la llegada no tuvo miga: justo en los últimos 20 metros, Valverde hace un movimiento brusco hacia la izquierda que provoca que Freire tenga que modificar su trayectoria y dejar de pedalear para no irse al suelo. Freire no tardó en felicitar a su compañero de selección y luego declaró que el sprint había sido normal, igual que el de la primera etapa, por lo que no tenía motivos para reclamar. Valverde celebró con rabia (se aprecia en la foto) otra victoria que echarse a la boca en lo que llega y no llega la sanción de la UCI. En este caso, la necesidad se notó en las formas.

Mañana es probable que tengamos más de lo mismo. A 15 km. de la meta de Amurrio se subirá el Alto de Mendeika, un repecho de kilómetro y medio al 7%. Quizás alguien lo intente, pero no parece claro que vayan a moverse los aspirantes a la general, que todavía son muchos, con la llegada a Arrate programada para el jueves. Se presenta la última posibilidad para que Freire se lleve una victoria merecida del País Vasco, si el hambre de Valverde lo permite.

David Vilares

Anuncios

Una respuesta a “Mismo final, distintos ingredientes

  1. Pingback: Tweets that mention Mismo final, distintos ingredientes « Cobbles & Hills -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s