Freire sigue maldito en el País Vasco

(Foto: Susi Goetze)

Parece increíble que un pletórico Óscar Freire no vaya a ganar ninguna etapa de esta Vuelta al País Vasco. Primero fueron los jueces, luego Valverde y hoy una mezcla entre la sinuosidad del último kilómetro y Francesco Gavazzi. El italiano de la Lampre se ha anotado la victoria más importante de su carrera deportiva, y la primera de su equipo en carreras del Pro Tour. Un triunfo vital para una de las escuadras más débiles de la máxima categoría ciclista.

Igual que ayer, la etapa no ha tenido chicha. Con todos los favoritos pensando en ArrateValverde ni siquiera se ha metido en la volata-, se formó una fuga con algún nombre interesante: Alán Pérez y Egoi Martínez (Euskaltel – Euskadi), Albasini (HTC – Columbia), Di Gregorio (Française des Jeux), Vorganov (Katyusha) y Mayoz (Fotoon – Servetto). No fueron neutralizados hasta que faltaban tres kilómetros para meta, entre Caisse, Rabobank, RadioShack (¿para quién trabajaban?; ¿serían órdenes de Armstrong para que vayan acostumbrándose a lo que quiere en julio?) y Lampre.

Y así hasta la llegada. Freire y Valverde iban muy bien situados al entrar en el último kilómetro y todo apuntaba a la reedición del duelo de esta Itzulia. En cuestión de segundos, lo que tardaron en llegar un Lampre que colocaba a Gavazzi y las últimas curvas de Amurrio, los primeros puestos del pelotón se desorganizaron. El resultado fue que Valverde desapareció y Freire quedó en sexta posición cuando entró en la recta final.

La recta de meta fue insuficiente para el cántabro y, como mínimo, poco convencional para una llegada al sprint. Gavazzi quedó muy bien colocado en el caos y a Freire le faltaron 20 metros para acabar la remontada. El triple ganador de la San Remo golpeó el manillar de su bicicleta con rabia al sobrepasar la meta, consciente de las tres oportunidades que se le habían escapado. En estas condiciones, es posible imaginárselo en los puestos cabeceros -muy cabeceros- del tríptico de las Ardenas; mientras tanto, se lleva como consolación el premio de liderar la carrera hoy.

Mañana Freire perderá el maillot de líder en Arrate, la etapa reina. Valverde se presenta como el máximo favorito, vista su ambición y sus prestaciones, pero la clasificación general está muy abierta. Desvanecidas las opciones de Samuel Sánchez (debería buscar la victoria de etapa), Joaquim Rodríguez parece la gran alternativa al murciano, sin olvidar nombres como Gesink, los Schleck, Cunego o, si en el Euskaltel tienen tanta suerte, Intxausti. Motivación no le va a faltar.

David Vilares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s