Bonnet se impone en un extraño sprint

Los principales favoritos a la victoria final estuvieron atentos en todo momento y pasaron el día sin excesivos problemas.

La jornada empezó con el intenso frió y viento que esta acompañando a los corredores en estos primeros días además de 2 bajas en el pelotón. Simone Ponzi del Lampre y el sprinter del Katusha Danilo Napolitano.

La fuga del día no tardó en hacerse efectiva. Con sólo 4 kilómetros disputados de etapa Mauro Finetto (Liquigas), Laurent Mangel (Saur Sojasun), Koen De Kort (Skil Shimano), y Jens Mouris (Vacansoleil) saltaban del grupo y se marchaban a la “aventura imposible”. 3 equipos de los que buscan la ansiada invitación para el Tour estaban representados en la fuga (Saur Sojasun, Skil y Vacansoleil), ya saben, cualquier momento es bueno para hacerse notar y que los señores de ASO se fijen en tu equipo.

La mayor renta de que dispusieron los 4 fugados fueron los 4:15 que se dieron en el kilómetro 60 de etapa, a partir de ahí el equipo del líder decidió que ya era hora de ponerse el mono de trabajo y empezar a reducir diferencias. Desde este momento la carrera ha estado totalmente controlada por un pelotón en el cual los principales candidatos a la victoria final siempre han estado presentes en las primeras unidades del grupo por miedo a que se repitiese la misma historia de ayer.

La fuga tocaba a su fin cuando a 18 kilómetros de meta Mangel era devorado por un pelotón que se enfilaba para encarar la última dificultad montañosa de la jornada, la Cote de Nieul. El ritmo durante el repecho fue alto pero no hubo ningún movimiento hasta que el francés Cyril Gautier (Bouygues Telecom) cogió unos metros de ventaja en los últimos metros de la ascensión. A pesar de su esfuerzo el joven francés nunca llegó a tener el permiso del pelotón para coger demasiada diferencia y a 4 kilómetros de meta era absorbido por el grupo.

A partir de este momento los movimientos en los primeros puestos del gran grupo eran constantes. Vacansoleil tomó el mando del grupo y con un alto ritmo y el paso por los distintos pueblos el pelotón se estiro mucho lo que hacía imposible que gente que estuviese retrasada por el anterior repecho tuviese tiempo para remontar posiciones. La carrera se ha vuelto aun más loca cuando en el último kilómetro la dura caída de un corredor del Lampre – Farnese Vini ha desorganizado los primeros puestos antes del sprint final en las calles de Limoges. Luis León Sánchez ha sido el primero en lanzar un sprint con ligera cuesta, pero el jovencísimo Peter Sagan y William Bonnet le han cogido fácil la rueda y han sido ellos quienes se han jugado la victoria con final feliz para el francés de Bouygues. Luis León consigue 4 segundos de bonificación que nunca vienen mal.

Mención especial para el 5º puesto del Hídolo JJ Haedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s